Escritores y seudónimos.

A veces un cambio de tendencia en la forma de escribir, por imperativo editorial o por otras razones, autores famosos han publicado sus obras con seudónimo.
El libro "Los Misterios de la ópera" firmado por Emmanuel Fuentes, fue revisado y al estudiar su estilo, se determinó que en un 95% correspondía al escritor mexicano Carlos Fuentes. Al parecer, fue un truco de la editorial que lanzó varias pistas para ver si los lectores descubrían la identidad que se ocultaba tras el seudónimo. Su objetivo era vender más ejemplares (18.000), pero al parecer se quedaron en 10.000. Pero Fuentes, ni confirma ni desmiente...

Stephen King también firmó varios libros con el seudónimo de Richard Bachman. El hecho de escribir varios libros al año era un problema para la editorial, así que le sugirieron lo del cambio de nombre.

Caterina Albert, escritora catalana del siglo pasado, firmó sus obras (Solitud es la más conocida),con el seudónimo masculino de Víctor Català desde que ganó unos Juegos Florales con un poema titulado "La infanticida.".El poema causó mucho revuelo al haber sido escrito por una mujer, por eso decidió firmar sus siguientes obras como hombre, pasando a serVíctor Català.

Leopoldo Alas tomó el sobrenombre de "Clarín" cuando el editor del periódico donde trabajaba pidió a varios periodistas que firmaran con el nombre de un instrumento musical. Leopoldo eligió "Clarín", y tras él pudo firmar sus escandalosos (para la época) artículos.

Fernán Caballero fue el seudónimo elegido por la escritoria Cecilia Böhl de Faber, en principio para no tener problemas para publicar por ser mujer.

La poetisa Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga, cambió su firma por la de Gabriela Mistral, dicen que tal vez porque admiraba a Gabriele d’Annunzio y a Frédéric Mistral, pero tal vez era por no tener que firmar con su nombre de ocho palabras. Sus libros deberían haber sido encuadernados ¡en horizontal!

Comentarios

  1. ¡Qué interesante! me encanta...
    "Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga"... ¡qué noombre largo! y si...no le quedaba otra que cambiar su firma ;-)
    Hasta pronto!

    ResponderEliminar
  2. Esto de ser mujer y tener que pasar por un hombre aun hoy en día sigue igual. Sólo piensa en J.K.Rowling. No firmaba como un hombre exactamente pero también sólo ponía J.K. por la sugerencia de la editorial. Yo en principio pensaba que era un hombre. Puede ser porque en el primer libro el estilo me pareció similar a el de Roald Dahl y es un escritor.

    ResponderEliminar
  3. hola Martikka!
    volvi porque me gusta este lugar!
    yo tengo a la literatura como algo sagrado... no sabia eso de que hay algunos escritores q publican con otro nombre, como Stephen, la verdad que a mi no me gusta para nada!

    ResponderEliminar
  4. Gracias Martikka por visitar mi blog y dejar tu comentario, además por ofrecerme la posibilidad de venir aquí y encontrar cosas muy interesantes como este artículo.
    Siempre me gustó Gabriela Mistral, excelente poetisa chilena, pero jamás me había enterado de que la pobre tuviera tantos nombres!!

    Un Abrazo
    V.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares