Publicar o no publicar, that's the question.(I)

Hay escritores inéditos por voluntad de los editores (que no tienen ninguna intención de publicar sus historias), y hay escritores con obra inédita por voluntad propia.
¿Reservados, vergonzosos, pudorosos, neuróticos?

Emily Dickinson publicó únicamente tres poemas en vida: A Valentine, The Snake y Success. El resto de poemas, más de 800, fueron recopilados y publicados después de su muerte.



El clérigo y escritor Thomas Higginson, su único mentor literario, le aconsejó no publicar su obra porque iba en contra de las convenciones literarias de la época. A pesar de eso, su amiga y novelista, Helen Hunt Jackson, intentó que publicara, pero sólo consiguió que participara en una antología de poetas sin firma, A masque of poets (1878), con un único poema, Succes is counted sweetest. Tras otros intentos infructuosos de Helen, Dickinson ya casi ciega y con una crisis nerviosa, aislada y encerrada en casa, no está en condiciones de aceptar, y tras la muerte de Helen, nadie más se preocuparía por su obra hasta que su hermana Vinnie descubre tras su muerte 40 volúmenes encuadernados a mano por la propia Emily.
Saber llevar nuestra porción de noche
o de mañana pura;
llenar nuestro vacío con desprecio,
llenarlo de ventura.
Aquí una estrella, y otra estrella lejos:
alguna se extravía.
Aquí una niebla, más allá otra niebla,
pero después el Día.
          by Emily Dickinson

Comentarios

Entradas populares