El bloqueo del escritor (II)



Después de escribir sus novelas más famosas, Dashiell Hammett se sintió incapaz de volver a escribir algo bueno. Durante muchos años luchó entre sus ganas de escribir y la angustia que le provocaba ponerse frente al folio en blanco y sentir que había perdido su talento. La lucha solía terminar en borrachera. Este fragmento está sacado de una carta que dirigió a su hija, Jane Mary Hammett:
Tengo un montón de problemas con el libro, pero son del tipo de problemas que supongo que tengo que padecer -lo que quiero decir con esto es que me está costando un gran esfuerzo hacerlo todo lo bien que desearía y del modo que yo quiero-, así que pienso que no hay nada que hacer, salvo seguir poniendo mala cara, maldecir, escribir y suprimir, y volver a escribir, y no suprimir, y pensar que tengo que trabajar más duro, y buscar enfurruñadas razones para no trabajar, y pensar que va a resultar mejor de lo que va a ser, y pensar por un instante que mañana o cualquier otro día estaré mejor, y al instante siguiente darse cuenta de que tenía que haberío escrito hace diez años, cuando tenía más material... estupendas, tontas y agudas tonterías mías, que me figuro ayudan a pasar el rato mientras la novela se va haciendo -un poco mejor o peor de lo que debería ser- en alguna medida, en algún momento.

Comprendo perfectamente a Dashiell Hammet, esa lucha, ese estira y afloja con la historia. Por suerte, a cogerme una borrachera todavía no he llegado...!

El bloqueo del escritor (I)

Comentarios

  1. Todo el que escribe pasa tarde o temprano, por esas etapas de sequia. no hay que forzarse tampoco demasiado. a veces pienso que me he quedado sin ideas para una novela, pero de repente surge la siguiente.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Tienes razón. A veces, simplemente leyendo el periódico, puede surgirte una escena nueva o incluso un personaje inspirado en una noticia. No hay que desesperar, pero a veces, si quieres acabar algo y no lo consigues puede ser un poco agobiante.

    ResponderEliminar
  3. Hola, me presento. Soy Jose Luis Romero, barcelonés, y acabo de publicar mi primera novela, una novela negra, con tiros y todo, que transcurre en la Barcelona actual. ¡Que miedo!
    Os dejo (con vuestro permiso) un pequeño extracto y la dirección de mi blog blog.

    ...En una ciudad tan populosa y cosmopolita como Barcelona en cualquier lugar hay broncas, en cualquier momento se comenten asaltos o te topas con borrachos al volante. Y la noche es otro país con otro idioma, donde predomina la palabra gruesa, el gesto seco y donde campan a sus anchas los pirados que se dedican a incendiar coches y contenedores para divertirse. A esas horas el peligro y la violencia aumentan exponencialmente, sobre todo en el centro. Por algo Las Ramblas se encuentra en el ranking de las diez calles más peligrosas del mundo....
    ...Otra cosa era el resto de la Plaza y sus aledaños, donde se movía otro tipo de ambiente. Un batiburrillo de gente de la más baja extracción se daba cita también allí. Los bancos públicos y los suelos estaban ocupados por una variopinta hueste antisocial: gente sin patria ni techo, pedigüeños, camellos, borrachos, drogadictos, liendrosos, feos y los más guarros de Barcelona y otras ciudades europeas se congregaban cada noche entorno al sembrado de terrazas más caras de la Barcelona cosmopolita, una milicia que había renunciado al amansamiento impuesto por el sistema y había asumido el extremismo social como forma de vida...
    Extractado de SIEMPRE QUISE BAILAR COMO EL NEGRO DE BONEY M...

    http://minovelanegra.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  4. Hola José Luis...encantada de tenerte por mi blog. Ya conozco tu novela, la vi reseñada (creo que fue en Qué Leer) y me sorprendió mucho el título. Me pasaré por tu blog en cuanto tenga un momento, ok?
    Saludos y de nuevo gracias por la visita y el extracto de tu libro!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares