Quise ser como Joe March y como Anne Shirley

Hace muchos años leí Mujercitas de Louise May Alcott, y pronto me fascinó su protagonista, Josephine March, Jo, cuya pasión era escribir. Comenzó con las pequeñas obras teatrales que representaba junto con sus hermanas y después pasó a escribir novelas. Su amistad con el vecino, Laurie, parece que tenga que llevarles a un futuro matrimonio, pero cuando Jo se marcha a Nueva York para trabajar de institutriz, conoce al profesor Bhaer, quien la anima a escribir cosas mejores que los relatos sensacionalistas que envía a las revistas de la ciudad. Se enamoran y aun cuando hay un tira y afloja con Laurie, finalmente se casa con el profesor.


La pasión de Jo, la escritura, influyó en mis propios deseos, pero también lo hizo la serie Ana de las tejas Verdes (Anne of Green Gables), que parte de un libro de Lucy Maud Montgomery (que no he leido, pero pienso buscarlo y leerlo).

Anne Shirley es una huérfana adoptada por los hermanos Cutbert que viven en un pequeño pueblo llamado Avonlea. Aunque los hermanos habían solicitado un niño para ayudarlos en la granja, aparece Anne, que se gana su cariño con su simpatía y su gran imaginación que la lleva a entrar en el mundo de la poesía y la escritura. Anne gana un concurso literario patrocinado por una empresa de levaduras y también uno de declamación poética, con un hermoso poema de Alfred Tennyson: La dama de Shalott. .Más adelante, a sugerencia de su gran amor Gilbert Blythe, dejará de escribir enrevesadas historias trágicas para centrarse en la escritura basada en sus propias vivencias en Avonlea, cuyos paisajes y sus gentes llenarán su escritura de verdad.

Quise ser ellas, con esa pasión por la escritura y ese aura de romanticismo que las envolvía. La época y el lugar que me han tocado vivir no me permiten declamar poemas a la orilla de un río en la isla del Príncipe, ni ser institutriz mientras escribo mi novela por la noche...pero la pasión, la ilusión y los sueños que tenían ellas, son los mismos.

Comentarios

  1. ¡Hola Martikka!
    Yo sentí lo mismo al leer a Joe en Mujercitas, pero a Anne no la conozco, sin embargo me diste unas ganas bárbaras de conocerla así que voy a tratar de conseguir el libro.
    Claro que la época en que vivimos no son suficientes para tener esa misma comodidad y belleza alrededor, pero los sueños siempre están en nuestros corazones, y es eso lo que nos hace escribir algo de poesía, no?
    Un beso y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  2. Azu: El libro es bastante antiguo, al igual es difícil de conseguir, no sé. Yo me bajé de internet la serie completa de televisión, que además tiene una secuela con los años de Anne en la universidad y después cuando sufre la guerra. Es preciosa y muy recomendable.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus