¿Sabías que...? Curiosidades de Edgar Allan Poe

Seguimos con Edgar Allan Poe, el escritor del mes.

¿Sabías que...
..fue el primero en ofrecer una solución a una paradoja astronómica sobre el universo?
En 1823, el físico alemán Heinrich Wilhem Olbers planteó la siguiente paradoja: si el tamaño del universo es infinito y las estrellas están distribuidas por todo el universo, entonces deberíamos ver una estrella en cualquier dirección y el cielo nocturno debería ser brillante. Sin embargo, el cielo es oscuro, ¿por qué?
La mejor solución hasta el momento plantea que el universo tuvo un comienzo, y que nuestra visión del cielo se extiende sólo hasta la distancia que la luz ha recorrido desde entonces. Es decir, no vemos estrellas que están más allá de esa distancia porque la luz que empezaron a emitir al nacer aún no ha llegado a la Tierra. Sorprendentemente, antes que los propios astrónomos, el primero en imaginar esta solución fue el escritor Edgar Allan Poe, que en Eureka: un Poema en Prosa (1848) dice:
«La única forma […] de entender los huecos que nuestros telescopios encuentran en innumerables direcciones, sería suponiendo una distancia al fondo invisible tan inmensa, que ningún rayo proveniente de ahí fue todavía capaz de alcanzarnos».

¿Sabías que...
Edgar Allan Poe publicó en 1838 La Narración de Arthur Gordon Pym (The narrative of Arthur Gordon Pym of Nantucket), su única novela, inicialmente publicada por entregas en New York. En ella se relata como cuatro supervivientes del naufragio del bergantín Grampus, tras varios días a la deriva, deciden asesinar y devorar a uno de ellos para asegurar la supervivencia del resto:

[...] Cuanto todos nos hubimos tranquilizado, nos pusimos a mirar la nave que se alejaba, hasta que se perdió de vista. El tiempo empeoraba y soplaba un ligero viento. En el preciso momento en que el buque desapareció en el horizonte, Parker se volvió hacia mí con una expresión en la cara que me dio escalofríos. Tenía un aire de seguridad y entereza que nunca le había observado. Antes de que despegara los labios, yo tenía el pálpito de lo que iba a decirme. En una palabra, insinuó que uno de nosotros debía morir con el fin de salvar a los demás.

La victima final en la novela de Edgar Allan Poe fue, precisamente, el grumete de nombre Richard Parker:

[...] El rostro de Richard Parker me hizo comprender que yo me había salvado y que la muerte lo había elegido a él. Caí desmayado en el puente. Me recobré a tiempo para contemplar la consumación de aquella tragedia y la muerte de quien fuera su principal instigador. No ofreció la menor resistencia. Peters lo apuñaló por la espalda y cayó muerto instantáneamente. No quiero ser prolijo en la espantosa comida que siguió. Cosas así pueden ser imaginadas, pero las palabras carecen de fuerza para que la mente acepte el horror de su realidad. Baste decir que tras aplacar en alguna medida la espantosa sed que nos consumía, bebiendo la sangre del desgraciado, y de tirar al mar, por común acuerdo, las manos, pies, cabeza y entrañas, devoramos el resto del cadáver a razón de una parte diaria durante los cuatro imborrables días que siguieron, es decir, hasta el 20 del mes.

Curiosamente, en Julio de 1884, tres hombres y un joven grumete, de 17 años de edad, navegando en el yate Mignonette con destino Australia, sufrieron un percance y la embarcación terminó por naufragar. Tras 16 días a la deriva, marcados por el hambre y sed, dos de los náufragos decidieron asesinar y comerse al joven grumete, dado que éste no tenía familia a la que mantener y se encontraba ya cerca de la muerte, para así poder sobrevivir hasta que alguien los rescatase. Tras 19 días a la deriva, los tres supervivientes fueron encontrados y rescatados por el barco Moctezuma, siendo llevados de vuelta a Inglaterra.

Lo más sorprendente de este caso es que, al igual que en la novela de Edgar Allan Poe, el nombre del joven grumete del Mignonette era también Richard Parker.

¿Sabías que...
...Existe otra tragedia predicha por Poe.
En El misterio de Marie Roget, basado en un hecho real, es relatado el asesinato de una cabaretera por un hombre moreno oficial de la marina y otros hechos desecandenados por este asesinato. Estos relatos fueron escritos aún cuando la policia no tenia ni una sola pista. Más tarde se descubrió que ese oficial era el mismo hombre que Poe describió en su relato y llegó a ser considerado sospechoso de aquella muerte.

Como Julio Verne, al parecer Edgar Allan Poe también tenía visiones de los hechos futuros.

Comentarios

  1. ¿El mes de Edgar Poe en el blogg de Martikka? :) Me da cada vez más yuyuuuu...

    ResponderEliminar
  2. I-N-C-R-E-I-B-L-E... Simplemente.

    Me quedado de piedra. Conozco ha este famoso autor, pero no había leído nunca antes nada... Bueno, si, la historia del cuervo.

    En fin, que leeré mas de Edgar Allan Poe, porque con lo que he descubierto gracias a tu post, ya me ha entado el gusanillo.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, me encanta el blog.

    Por la noche leere mas, porque ahora almuerzo y me voy al instituto hasta las 22:30. Estudiar tiene sus cosas buenas y malas. Qué se le va hacer.

    Chao, cuídate.

    ResponderEliminar
  4. Yo de Edgar Alan Poe sabía pocas curiosidades... sobretodo que se ponía hasta el culo de opio y despues escribía... que si para escribir como él hay que ponerse hasta el culo de opio... voy a buscar un fumadero...

    Vuelves a impresionarme!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poe nunca probó opio puro, lo que tomaba era láudano, que contiene extracto de opio. El láudano en ese entonces era popular por ser una especie de analgésico.

      Eliminar
  5. John, gracias por tu visita. Muchas veces un detalle o una curiosidad nos acercan más a un autor, y eso siempre es bueno!

    Xiviriflàutic, a parte del opio, le daba a la bebida una cosa mala...como Stephen King, que le daba a la coca, a la bebida y hasta al Listerine (si, en serio!). ¿Acaso no seremos grandes escritores si no tenemos vidas desgraciadas, somos borrachos o drogadictos y vivimos en una buhardilla repleta de humo con vistas al Sena?
    ¿Dónde decías que estaba el fumadero más próximo?:)

    ResponderEliminar
  6. demonios, no puedo creer la ignorancia con la que hablan en este blog, Poe no fue un drogadicto. No vale la pena seguir leyendo sus declaraciones, y tu blog es malisimo, adios.

    ResponderEliminar
  7. Martikka, como dice cierto escritor del que ahora no recuerdo el nombre, una historia es tan grande como la vida de su escritor

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares