El relámpago -Khalil Gibrán

De El Vagabundo

EL RELÁMPAGO

Un día de tormenta estaba un obispo cristiano en su catedral, y se le acercó una mujer no cristiana y
dijo:
--Yo no soy cristiana. ¿Existe salvación del fuego del infierno para mí?
El obispo miró y respondió:
-No, sólo se salvan los bautizados en el agua y en el espíritu.
Y mientras aún hablaba, un rayo cayó con estruendo sobre la catedral, y ésta fue invadida por el
fuego.
Y los hombres de la ciudad llegaron corriendo y salvaron a la mujer, pero el obispo se consumió,
alimento del fuego.

Comentarios

  1. Al menos en las pelis, los malos siempre pierden... Como dice Carlos Goñi: ''No soporto a los que acuden a la iglesia los domingos y luego el lunes son peor que Satanás.''

    ResponderEliminar
  2. Hay mucha hipocresia en torno a la iglesia y a los que acuden a ella. Primero se buena persona y luego cree en lo que quieras, pero deja a los demás que piensen lo que quieran también.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hm, ¿pero por qué no salió corriendo también el obispo?

    ResponderEliminar
  4. Es como una alegoría. Tal vez el cura se quedó en la iglesia pensando que Dios le salvaría, pero dicen que Dios te ayuda si te ayudas a tí mismo, así que...
    Saludos!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco