Escritor o vago

¿Eres escritor? ¿Y qué escribes? ¿Has escrito una novela? ¿Y de qué va? Mmmm, ahhh... (Aquí hay que colocar una mirada condescendiente, benevolente a veces.)
Ayer, en el blog de John Anthony, leí su entrada acerca de cómo afrontar la duda familiar cuando decides que quieres ser escritor. Os la recomiendo.

Esa benevolencia, esas miradas a veces extrañadas, a veces sorprendidas de la gente, son las que llevan a creer que un escritor que pueda vivir de ello, es alguien privilegiado, con un trabajo que puede hacer desde casa y si hay suerte, disfruta de viajes pagados por su editorial. (Ni mencionar el esfuerzo que le supone crear su obra, ir a entrevistas y presentaciones, aun cuando no tenga que preocuparse por nada más.)

Esa benevolencia lleva a creer que un escritor que no tiene fama, se dedica a ello como quien se dedica a hacer un puzzle, a jugar a la playstation o a coleccionar sellos. (Ni mencionar el esfuerzo que le supone ir a trabajar, atender su casa o familia, y sacar tiempo de donde sea para escribir su obra.)

Esa benevolencia es la que lleva a decir a las familias: ¿Pero no dejarás el trabajo, verdad? Porque claro, dedicarte sólo a la escritura...

Stephen King, en su 'Mientras Escribo', comenta (cito de memoria): "Bienvenidas las ayudas del gobierno para el tabaco, las subvenciones para x, pero ni hablar de subvenciones a la creación literaria...." Claro, claro, ¿para qué iban a ser necesarias? (Otro día hablaré de esa necesidad.)

Esa benevolencia unida a la sonrisita de lado, puede hacer mucho daño a quien empieza, pues puede socavar sus ánimos y la poca confianza que solemos tener los escritores en nosotros mismos. (No todos. Creo que César Vidal, Juan Manuel de Prada y Lucía Etxebarría no tienen esos problemas.)

Los escritores, en su mayoría y en muchas ocasiones y épocas, hemos sido seres un poco malditos, un poco desgraciados; también un poco incomprendidos. Antaño viviendo en buhardillas, muchos sin publicar ni vender nada; otros sobreviviendo gracias a sus benefactores, a sus mecenas, o al tendero que les fiaba. Otros, como Janet Frame, siendo internados en psiquiátricos por escribir poesía.

Vivir de la escritura es difícil pero no imposible; y aún así, los que lo logran, son considerados gente afortunada, y... un poco vagos también. Porque ¿acaso es lo mismo ir a trabajar a la fábrica o a la oficina, que estar sentado escribiendo acerca del mundo de Oz?
No es lo mismo, claro está, y reporta muchas más satisfacciones; pero no es un trabajo fácil, ni descansado. Yo lo sé. Mis sudores me cuesta. Pero, ¿y tú? ¿Crees que los escritores somos unos vagos que deseamos dedicarnos a escribir para no tener que trabajar?

Comentarios

  1. Creo que los escritores tienen al menos dos trabajos (así que de vagos nada). Además suelen ser mentes inquietas que no paran un momento para seguir creando o viendo que le puede ser útil para su próxima novela. Supongo que los tres escritores consagrados que existen "solo" tienen que dedicarse a escribir, pero algo habrán tenido que hacer para llegar a donde estan. Excluyendo por supuesto a Lucía Echebarria, que solo es una plagiadora en potencia que se lucra de los demás escritores. Esa es la única vaga (vaga, y alguna cosa más, peor).
    Quien crea que los que hemos escribimos somos vagos, es que nunca se han puesto a escribir nada.

    Muy nteresante tu entrada, te felicito.

    Un beso!!

    ResponderEliminar
  2. Exacto, somos mentes inquietas, y el trabajo mental no tiene nada de vago. En cuanto a Lucía, no entiendo cómo ganó el premio Planeta....(¿volvemos a los tongos?)
    http://losmanuscritosdelcaos.blogspot.com/2008/10/los-concursos-literarios-tongo-o-tango.html
    No me gustan sus libros, ni que no cite sus fuentes, ni me gusta mucho ella, pues la veo un tanto prepotente; lo único que me gusta es que es antitaurina.

    ResponderEliminar
  3. Vaya, hasta sé quién es la Lucía. :) He leído un libro suyo. La verdad es que estaba lleno de trivialidades pero tampoco estuvo mal. Creo que hasta me sirvió para algo.

    Por lo demás, contestando a tu pregunta, no veo escritores como vagos. Al contrario, pienso que nunca escribiría con una esperanza de vivir de ellos, incluso si tuviera talento, porque por lo visto muy pocos llegan a ser famosos y ganar con su obra. Es triste pero es mi visión. Por otro lado, supongo que los escritores escriben, aunque piensen igual que yo, porque NO PUEDEN NO ESCRIBIR. Éstos son los únicos de verdad, los demás son comerciales aunque no niego que sus libros a veces tampoco salen mal y mucho de ellos tienen éxito, sobretodo escritores ex-policias y autores de historias de amor cutre.

    ResponderEliminar
  4. Costa, diste en la clave: 'No pueden no escribir.'
    No podemos no escribir. Es invetable. Volvemos a ello como se vuelve a casa, para refugiarnos, para sentirnos bien. Tal vez porque no sabemos hacer otra cosa mejor.

    ResponderEliminar
  5. Todos los escritores que escriben blogs solemos fijarnos en lo mismo: las paginas en blanco, los concursos, la duda, la inspiración,...

    Yo escribí también sobre como nos ven el resto. Quienes nos rodean. Y pensé exactamente lo mismo: ¿escritor o vago?

    "¿Cómo afrontar la duda familiar?"
    (http://escritoresnoveleslectores.blogspot.com/2007/12/06-como-afrontar-la-duda-familiar.html)

    Las primeras impresiones siempre son así. Al ver a un científico unos pensaran "que aburrido" otros en cambio dirían que es una profesión interesante. Todo depende de los ojos con que mires las cosas; O de quienes te miren a ti.

    Chao.

    ResponderEliminar
  6. Exacto, John, todo depende. Naturalmente, también hay muchas personas que se asombran al saber que escribes, que les parece fantástico. Hoy mismo, un viejito que conozco me dijo que le parecía que los escritores tienen/tenemos mucho mérito por crear de la nada. Y que a él le parecía una profesión mejor y más interesante que muchas otras. Desde luego, no considera vago a un escritor, sino todo lo contrario.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que ser escritor es mucho mas jodido que muchos de otros trabajos donde sabes que tenes que hacer y como hacerlo... me refiero a que es una dedicacion total a la obra, porque de ella depende tu exito!

    me gustaria ser escritor, pero no creo tener la habilidad... pero algun dia escribire algo!

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Pues nunca había oído que un escritor es un vago!

    Para calificar a los que tienen éxito había oído : famosos , genios , enchufados , realistas o suertudos ; de los que no lo tienen : desconocidos, ilusos, desafortunados, idealistas o incomprendidos.

    Pero vagos ,no. Ni los unos ni lo otros.

    Debo frecuentar gente muy rara...y ver programas mas raros aun en la TV.

    A mi entender , el malentendido de la vagancia puede venir de la imagen que esta en la mente de muchos: el escritor sentado frente al papel en blanco y que espera la visita de la Musa de la inspiración mientras mira a las musarañas.

    Y para que os lo voy a explicar, si ya lo sabéis: la Musa trae la idea, pero no construye las frases.


    Nunca me he lanzado a escribir un relato y menos un libro, pero quien sabe ... tampoco imaginaba escribir un solo post en un blog y ahora no paro.

    Y cuando quiero darme un descanso y un placer, me vengo a leer "Los manuscritos del Caos" . Gracias Martikka, me sirves de terapia, ya sabes que por otros lares nos dedicamos a cosas mucho menos hermosas que las que tu acercas aquí.

    ResponderEliminar
  10. No, no lo creo. Sé muy bien que cuesta muchisimo escribir una obra o novela, o hasta un poema. No es nada fácil, cuesta mucho mas que estar trabajando en una oficina, ya que ahí las cosas se hacen más por inercia que por inspiración.
    Besos y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  11. Bueno, yo sí he oído millones de veces que los que dicen dedicarse a la escritura son vagos qu eno quieren trabajar y entonces se pasan los días en su casa sin hacer otra cosa que "pensar en escribir". Claro que de pensar a realmente hacerlo...
    Lo que a mí me parece es que hay muchos vagos que se ponen la capa de la escritura, y que los verdaderos escritores están demasiado ocupados trabajando, escribiendo y viviendo (lo que más tarde escribirán) como para prestar atención a estos errores de la gente que es un poco obtusa y no distingue entre vaguear y escribir.
    No sé si sepuede vivir de la escritura, creo que en Argentina, al menos, sólo puede María Kodama y... ELLA VIVE DE LA OBRE DE SU MARIDO FALLECIDO!!!

    ResponderEliminar
  12. Leandro, claro, escribir (sobretodo una novela) exige dedicación total, tu pensamiento está casi continuamente en ella, en cómo mejorar esto o aquello, en qué va a hacer ahora un personaje, etc. Es un trabajo arduo pero también tiene su satisfacción. Y la habilidad a veces se encuentra escribiendo!Así que ya sabes!

    Mila, nunca pensé servir de 'terapia' a nadie con este blog, pero me satisface mucho tu comentario. Por mi parte, voy a tu blog porque me pone los pies en la tierra, porque me enseña de cara el mundo en que vivimos. Me encanta la ficción y me encanta crear mundos que no existen, pero en muchos de ellos también reflejo la realidad, y es en blogs como el tuyo donde se abre la brecha que separa la ficción de la realidad.

    Azu, para escribir necesitas inspiración, pero ésta se puede encontrar también en la oficina. Cuando yo trabajé allí, siempre encontraba momentos para escribir (de escondidas). Faulkner lo hacía en su oficina de correos, así que...!

    ResponderEliminar
  13. Ippolita, lo de Maria Kodama es algo que merecería un post para ella sola...!:)

    ResponderEliminar
  14. Los escritores, vaguísimos, por supuesto. Tanto, que en una inmensa mayoría, después de trabajar x horas en la fábrica o la oficina, aún están unas pocas horas más escribiendo. Que vivan los vagos si son todos así.

    ResponderEliminar
  15. Jorge, ¡así de vagos somos! Trabajando fuera y dentro, sacando adelante historias que mucha gente no sabría ni cómo empezar. Sacando horas al día.
    Seremos raros, malditos, incomprendidos, afortunados, pedantes, pero ¿vagos? ¡nunca!
    Un saludo y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  16. No se si vagos, pero los escritores somos privilegiados al poder expresar mediante la escritura diferentes obras que no se le ocurren a cualquier persona.
    Vagos no porque para llegar a ser escritor y para dedicarte a éllo debés haber leído mucho seguramente y eso a la mayoría de la gente le cuesta más que trabajar.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco