Diez consejos para escritores, por Marcelo Birmajer.

Para bajar los humos a cualquiera...


Diez consejos para escritores, por Marcelo Birmajer, escritor argentino. Autor de obras como Tres mosqueteros (Debate) o Últimas historias de hombres casados (Seix Barral).



1) No declame que escribir lo hace sufrir. En tal caso, abandone la escritura. Hay escritores de sobra, y en los últimos años, gracias al fundamentalismo islámico, tampoco faltan mártires. De modo que no precisamos de ninguna de sus dos condiciones.

2) Si no escribe para los lectores ni para la crítica, no publique. Envíele sus escritos por mail a su abuela.

¿Para qué molestar a correctores, diseñadores y editores, si a usted no le interesa salir de su casa?

En cualquier caso, no repita más que escribe sólo para usted mismo. Ya lo dijo Borges, y tampoco resultó verosímil.

3) No repita que la novela se ha agotado como género. Es su imaginación la que se ha agotado.

4) No continúe culpando al mercado, ni a los tiempos que corren, de que nadie quiera leerlo. A usted no lo leerían ni en una sociedad autoritaria que obligara a los niños a leer sus textos so pena de muerte.

Al menos, festeje el hecho de que, si bien no le prestan atención, tampoco lo mandan a matar.

5) No se queje de la única adaptación al cine que se ha hecho de su ignota obra. A nadie le ha importado su novela, pero mucho menos su opinión respecto de la película.

6) No insista con que los personajes se le aparecen en el toilette, en la cocina y en la cama. Todos sabemos que miente.

7) En lo posible, procure no llevar un diario íntimo.

Dicho implemento se ha convertido en un engañoso género literario. Si quiere publicar sus intimidades, hágalo deliberadamente; pero no obligue a sus herederos a sentirse culpables por revelar secretos que usted indudablemente registró para continuar siendo atendido después de muerto.

8) No declame que no le gusta escribir en computador.

Abomine de la tinta, esculpa las letras en piedra, deje su testimonio pintado con sangre de mamut en una caverna. Pero háganos un favor: no siga repitiendo que no le gusta escribir en computador.

9) Nos parece muy bien que abandone la escritura. Pero no lo anuncie. Hágalo directamente, en silencio.

10) No abandone a su esposa por una más joven luego de su primer éxito. Espere al menos a dos o tres éxitos, no sea cosa de que tenga que volver corriendo.



fuente: findesemana.libertaddigital.com/articulo.php/1276231501

Comentarios

  1. Yo añadiría un par de consejos, pero esta vez para el:

    11) no de consejos desde el rencor, las cosas se pueden decir con un tono conciliador y sin herir a nadie.

    12) No de consejos a quien no se los pide.


    Me parece que no es la forma de ayudar a los demás (menos a los escritores noveles), a que sigan trabajando. Le falta decir: no sigan escribiendo, para eso ya estoy yo que lo hago mejor que nadie.

    Es que me ha parecido un prepontente, lo siento.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. muy bueno tu comentario proyecto de escritora, muy bueno, genial, mejor, y mucho, de los consejos que ha dado que mas que ayudar, echan para atras, pero vaya, a mi no me echa para atras ni un huracan

    ResponderEliminar
  3. Je,je!Muy bueno tu comentario, Elena!
    Pero creo que Marcelo se refiere un poco a ese tipo de escritor snob que abunda bastante.

    Arwen, estoy de acuerdo. No debe echarnos para atrás ni un huracán, pero hay que tener bien aseguradas las hojas para que no se las lleve!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que a mi me ha divertido. Hay que tomarlo con sentido del humor (creo que esa es la intención).
    Una página muy interesante. Y también me ha gustado la música de Enya.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Un escritor necesita consejos
    creo que no, necesita inspiración,
    confianza en si mismo y suerte.

    Aconsejar a un escritor es como contarle lo que es el amor a un adolescente, todo llega y no tiene explicación, es necesario vivirlo.

    Saludos Cordiales.

    ResponderEliminar
  6. Saludos a todos.

    Pues a mi me ha hecho reír....pero es que lo habia comprendido en plan de bajarles los humos a los snobs como comenta Martikka. De esos que salen en la TV dando entrevistas con cara de asco y de pasar de todo , hasta del lector.

    Si lo miro como proyecto de escritora me parece inútil y cruel.

    ResponderEliminar
  7. Si, yo también lo he leído en plan coña, metiéndose con ese tipo de escritores que todos conocemos. Creo que hay que tomarselo así, no merece la pena otra cosa.

    Pero bueno, es otro tipo de visión. Y por supuesto que a nosotros no nos van a arredrar con esas cosas, menudos somos...

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Senovilla, un escritor necesita consejos, si, pero lo de Marcelo es especial.

    Mila y Armando, habéis visto como yo, esa crítica encubierta a esos escritores 'estupendos' encantados de haberse conocido.
    Y no, Armando, esas cosas no no arredran, claro que no!:)

    ResponderEliminar
  9. El post de hace unos días llamado "Clase de literatura", tiene bastante que ver (dentro de la parodia), con este tipo de escritores 'snobs'.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus