Foto y poema del día (7-11-08)



Cuando escuché al docto astrónomo,
cuando me presentaron en columnas
las pruebas y guarismos,
cuando me mostraron las tablas y diagramas
para medir, sumar y dividir,
cuando escuché al astrónomo discurrir
con gran aplauso de la sala,
qué pronto me sentí inexplicablemente
hastiado,
hasta que me escabullí de mi asiento y
me fui a caminar solo,
en el húmedo y místico aire nocturno,
mirando de rato en rato,
en silencio perfecto a las estrellas.

Walt Whitman.
Versión de Leandro Wolfson

Comentarios

  1. La belleza no precisa explicaciones , se basta sola.
    La emoción que provoca en uno mismo y que se desea trasmitir a los demás ha estado en el origen de muchos escritores.

    ResponderEliminar
  2. si hay algo que me deja totalmente hipnotizada, son esas fotos... como me gustan!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué hermosas palabras, Mila.
    Azu, me alegro de que te gusten. A mi las estrellas me fascinan.

    ResponderEliminar
  4. Me ha encatado.
    Cuánta belleza hay encerrada en las estrellas.
    Te agrego^^
    un beso.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco