Prosperidad. Cuento zen.

Prosperidad


Un hombre rico le pidió a un maestro de Zen que escribiera algo que pudiera alentar la prosperidad de su familia para los años a venir. Sería algo que la familia pudiera abrigar por generaciones.

En un gran pedazo de papel, el maestro escribió, “El padre muere, el hijo muere, el nieto muere”.

El hombre rico se enojó cuando vio el trabajo del maestro. “Le pedí que anotara algo que pudiera traer felicidad y prosperidad a mi familia. ¿Por qué me da algo tan deprimente?”.

“Si su hijo muriera antes que usted”, contestó el maestro, "traería una pena insoportable a su familia. Si su nieto muriera antes que su hijo, también traería un gran dolor. Si su familia, generación tras generación, desaparece en el orden que he descrito, será el curso natural de la vida. Esta es la verdadera felicidad y prosperidad”.

Comentarios

  1. pues tiene razón, es triste, pero esa es la vida, y la verdadera felicidad y prosperidad es aceptarla tal y como es

    ResponderEliminar
  2. Es verdad. La verdadera felicidad reside en el hecho de que la naturaleza siga su curso...

    ResponderEliminar
  3. Maravillosa verdad!
    Hay algo para vos en mi blog.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hombre! pues no estoy muy de acuerdo con eso: que moriremos es un hecho, pero yo creo que la verdadera felicidad consiste en disfrutar de lo que la vida nos ofrece entre un punto y otro de ese curso natural.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares