Escribir pese a todo


Un joven de Motril, Granada, con un 98% de discapacidad, escribe una novela con el único dedo que puede usar.

Esto es pasión por la escritura. Esto es fuerza de voluntad. Esto es valentía.

Comentarios

  1. Coraje, valentía y mucha voluntad, un ejemplo de que se puede hacer todo lo que una quiere, siempre y cuando lo quieras de verdad y no desesperes hasta el punto de abandonarlo todo

    ResponderEliminar
  2. No sólo se requiere voluntad. También se requieren medios materiales y humanos.

    ¿Y si hubiera nacida en el Congo?Las guerras nos están matando a todos. ¡Cuántos científicos y genios de la literatura estamos perdiendo por falta de medios e interés!

    ResponderEliminar
  3. Estupendo reportaje.
    Yo tambien tengo una discapacidad, aunque no tan alta en porcentaje, como la de este muchacho. Me alegra ver como se superan handicaps, y sobre todo, el amor de ese hermano que transcribe los sentimientos del otro al papel.

    Maravilloso.

    ResponderEliminar
  4. ¡Jolín! Es impresionante... Bueno, parece que está claro que no hay frenos para la creación..!

    Bezos

    ResponderEliminar
  5. Es la grandeza que puede ofrecer el ser humano. Que ese chico sea feliz, a pesar de los pesares.

    ResponderEliminar
  6. Es impresionante.
    Está claro que los seres humanos somos capaces de lograr cualquier cosa que nos propongamos de verdad, sólo que somos acomodaticios y nos rendimos facilmente.
    Un beso, guapa.

    ResponderEliminar
  7. Una gran forma de realizarse, de dar sentido a la vida.

    Tiene la gran suerte de tener a su hermano a su lado. Espero que no le falte ese apoyo afectivo para seguir adelante.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus