Stephan McCoy y la nueva poesía.

Con pocas palabras bastan...Un poco de humor siempre va bien.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

Gloria Fuertes -Autobiografía en poema

Arthur Rimbaud, la eternidad