Apoteosis

Como ya os habreis dado cuenta, últimamente las entradas del blog son más informativas que personales.
El motivo no es otro que la falta de tiempo para dedicarle al blog, pues ese tiempo lo empleo en la "recta final" de LHDE (1), en estudiar y en leer.

Lo cierto es que la historia se ha alargado un poquito más de la cuenta pero ahora, dado ya el último giro argumental, me acerco a la meta. Y mis personajes también. Por fin van a descansar de un año (tiempo de la novela) de viajes, aventuras, misterios y profecías. Pero antes han de enfrentarse a un final que ha de ser apoteósico, pues así lo exige la historia.
Y necesito pensar ese final. Necesito algunos días más y aún cuando acerco a los personajes al lugar (un nuevo viaje), no tengo clara esa apoteosis.

Pero veamos. Apoteosis significa: "Escena espectacular con que concluyen algunas funciones teatrales, normalmente de géneros ligeros."
Pero hay otra acepción: "En el mundo clásico, concesión de la dignidad de dioses a los héroes."
La escritura es mágica, ya lo sabéis, pero con esta larga novela, me he topado muchas veces de cara con esa magia: Hilos que se juntan solos. Porqués que se explican con giros nuevos, búsqueda de un dato que te da más ideas de argumento...
Esta misma búsqueda de definiciones de la palabra "apoteosis", en especial la última, ¡me acaba de dar una buena idea!

Así que escribiendo este post para hablar un poco del final de la novela, también he tenido un poquito más de esa dosis de magia. Todo conspira para ese final apoteósico...

Comentarios

  1. Las ideas surgen de donde menos te lo esperas, y los blogs, incluso escribiendo tu misma tu entrada, te has inspirado...espero que encntres ese gran final pronto y que sea el idoneo para tu hstoria.
    Besos!!

    ResponderEliminar
  2. Ánimo Martikka, ya falta menos, el final de una novela siempre cuesta, espero que sea realmente apoteósico.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Pues no te entretengas, concéntrate.
    Seguro que todos lo entendemos.
    Feliz fin de viaje.

    Un besazo,

    ResponderEliminar
  4. Ánimo y sigue...
    Seguro que nos gustará.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Ya me había dado cuenta de lo de tus últimas entradas y me imaginaba algo así.
    Ánimo en esa recta final. Es cierto que escribir es mágico y tenemos la suerte de poder hacerlo y disfrutarlo.

    ResponderEliminar
  6. Martikka!!
    No tenés idea las ganas que tengo de leer tu libro, cuanto mas contas sobre él mas se acrecentan mis ganas!

    Bueno, verás que no comento tanto de todo lo que hablás, pero es simplemente porque al no estar metida en la literatura muchas cosas son desconocidas para mi, por eso, al no saber que decir, no digo nada. Pero aún así, sabrás que siempre me gusta visitarte, porque siempre aprendo cosas nuevas cuando vengo para acá.

    :-)

    Besotes!!

    ResponderEliminar
  7. Elena, es cierto, las ideas se encuentran cuando menos te lo esperas! Pero siempre trabajando...

    Felisa, ¡gracias por los ánimos!

    Tito Carlos, vale, vale, ya me pongo a trabajar...:)

    Rosa, gracias a tí también por tus ánimos. Y si, espero que cuando esté terminada, guste y ¡mucho!

    Lola, es que no me gusta tener desatendido el blog...pero veo que lo comprendéis perfectamente.

    Azu, no importa si no comentas. Yo ya sé que tú pasas por aquí y eso ya es importante.

    ResponderEliminar
  8. Las buenas ideas siempre surgen después del esfuerzo...

    Un abrazo y a por ese final!!

    ResponderEliminar
  9. El brazo siempre caliente, que dice García Márquez. El final, sorprendente, apoteósico, pero seguro que lo consigues con el tesón y esa ilusión que se te ve por desarrollar el último tramo.

    Besitos

    ResponderEliminar
  10. Hola Martikka,cuando puedas pásate por mi blog,hay un regalo para ti.Un saludo...!

    ResponderEliminar
  11. Lobo, la inspiración ha de encontrarte trabajando!

    Eterna aprendiz, esa frase de García Márquez me gusta: "El brazo siempre caliente!" Gracias por tu visita.

    Curiosomundoazul, ya me pasé, muchas gracias!

    ResponderEliminar
  12. Lo importante es que estás ahí.

    Saludos Cordiales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus