Crónica de un discurso


Esta mañana, a las 7 ya tenía los ojos abiertos (mejor dicho, a las 6 y media). Hoy era el día... He seguido durmiendo un poco más, pero a las 8:45 he decidido levantarme a retocar el discurso. Ayer por la noche eran las 12 y acababa de hacer una nueva modificación.
Odio estas prisas y nervios de última hora, pero una es perfeccionista (para esto) y aún cuando ya tenía el discurso preparado hacía días, a última hora empecé a sacarle fallos al texto. Podéis comprender mi desesperación de ayer por la noche al verlos, y más aún esta mañana cuando he retocado un párrafo y empezaba a dudar de si el inicio era el más adecuado, de si el final también lo era... En fin, que los nervios han empezado a socavar mi confianza hasta que he dicho basta. He recordado los ánimos que muchos de vosotros me disteis, lo he imprimido y he cruzado los dedos para que no me echaran de cabeza a los leones.

Además, el cielo ha comenzado a ponerse negro, amenazaba con una tormenta de las de órdago y así hemos salido de casa, lloviendo, y con viento frío. (Antes de salir, me he tomado una manzanilla, bien cargada.)
Se iba a celebrar en los jardines de una masia antigua del pueblo, pero al llegar nos han dicho que se celebraba en el instituto, así que a quince minutos del comienzo nos hemos dirigido hasta allí, donde hemos tenido que esperar a que el público llegara (a casi todos les ha pasado lo mismo que a mí.)

En la sala, después de recibir saludar al alcalde y recibir las explicaciones de la bibliotecaria en cuanto al acto y decirme que tendría que leer una de las poesías galardonadas (cuyo autor no había podido venir), veo que he de sentarme junto al alcalde en la mesa "presidencial". Claro... yo iba a sentarme en las sillas del jurado, pero resulta que si soy la "mantenedora" (figura ilustre (glups!) debo sentarme al lado de la autoridad.
Pues allí que me voy al lado del alcalde y charlamos brevemente hasta que comienza el acto. Él lee una página de palabras de introducción y después la presentadora me introduce a mí.
Es un tanto extraño oír tu voz por los altavoces, hablar con un micrófono delante, y empecé con las manos ligeramente temblorosas, pero parece ser que mi aplomo fue bueno.
Dije así (traducido del catalán) : "Imaginemos que no hay poesía. ¿Es un mundo posible, éste? ¿Podríamos vivir, como si nada? Ya el poeta Percy B.Shelley, en el siglo XVIII, dejó escrito que la poesía es congénita al espíritu del hombre, por tanto, siendo congénita, connatural, nacida de uno mismo, no nos puede abandonar nunca."
Y seguí leyendo hasta completar las tres páginas. He de decir, que una de las citas que más me ha gustado hacer es la de Rabindranath Tagore. La introducí ayer mismo, a última hora, pero es preciosa: La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los hombres.
Esta frase de uno de mis poetas favoritos me inspiró un nuevo párrafo y me convenció de dejar el discurso tal y como estaba. (Tagore, ¡gracias maestro!)

Bueno, acabé de leer el discurso (unos 8 minutos) y mientras oía los aplausos e iba hacia la mesa, el alcalde me dice que muy bien, que le ha gustado mucho (con mirada sorprendida, o sea, que le había gustado mucho.) ¡Uf!
Empezó la entrega y lectura de premios y tuve que leer una de las poesías cuyo autor había declinado venir. He de decir que antes de empezar el acto, la leí una vez en bajito para familiarizarme, además, decidí hacer una aclaración al leerla. Os explico.
El autor introduce una cita de Pessoa antes del poema, que dice así en catalán: "Folla, la fe viu el son del seu culte". En catalán, folla es "loca", però sigue sonando mal, más aún cuando hay público castellanohablante, así que en vez de empezar a leer la cita y seguidamente el poema, para evitar levantarme y enfrentarme al micrófono con "folla" así, directamente, dije: El autor empieza con una cita de Fernando Pessoa que dice así : "Folla, la fe viu... (Loca, la fe vive el sueño de su culto) Y leí el poema.

Después de la entrega de premios, hubo un refrigerio para todos y recibí las felicitaciones. Había gustado. Lo había hecho bien. Por suerte, los nervios no me traicionaron, y aún cuando recuerdo que se me fue la línea una vez, como casi me lo sabía de memoria, seguí así, de memoria, hasta encontrarla. También cambié el orden de una frase: "la paraula i la poesia" por "la poesia i la paraula", pero eso nadie lo iba a notar.
Así que ya estaba hecho. Mis miedos, temores y nervios de anoche y de esta mañana quedaron en nada, porque lo he hecho bien, ha gustado mucho el contenido del discurso y me han felicitado los que tenían que hacerlo.
Después se nos invitó a comer y después del postre me hicieron entrega de un bonito ramo de flores y de una pluma Caran d'Ache de plata, preciosa. De nuevo más felicitaciones.
Y ya está. Ahora sólo queda el recuerdo de un día que empezó oscuro, que la lluvia amenazó, cayó y luego escampó. Poco antes del acto, el sol apareció de forma tímida y nos dejó una tarde muy agradable.
Mañana tendré que enviar el discurso para que sea publicado en una revista local, y ahí queda todo. Aunque no acaba ahí. Próximamente haré un post para explicaros una parte de mi vida que va a cambiar, y en la reunión de hoy se habló un poquito de ello, pues aún está en proyecto.

Esta mañana amaneció nublado, pero de las nubes más negras, siempre cae un agua limpia y refrescante (proverbio chino).

Comentarios

  1. Me alegro Martikka, es que eres muy grande...
    Y cuidado con los políticos; la estupidez se contagia.

    Genial y espiritual Tagore.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas felicidades, Martikka.
    Lo de los nervios es normal, y al final todo sale bien.
    Tu tranquila, que cuando lleves 200 discursos...seguirás poniendote nerviosa, jajaja.

    ResponderEliminar
  3. Felicidades, Martikka. Un fantástico momento, sin duda. Y por lo que cuentas, parece que prometa mucho... ojalá pronto puedas dar noticias.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Felicidades, Martikka. Sin duda mereces este reconocimiento.

    Suerte con tus proyectos!!

    ResponderEliminar
  5. Enhorabuena Martikka, será una experiencia inolvidable para ti, pero vendrán más, estoy segura.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Enhorabuena Marta, me alegro muchísimo de tu merecido éxito. Espero que no sea la última. No sé si a mí me tocará alguna vez subir a un estrado a hablar pero le tengo pánico. Bueno, felicidades de nuevo. Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Uuff, yo cada vez te admiro más, yo no sería capaz de leer un discurso ante un montón de personas. Ya nos irás contando que te ha deparado todo esto, porque parece que hay muy buenas noticias. felicidades y a seguir.
    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Muchas felicidades, Martikka!!! Ves, al final lo hiciste mejor que bien. Es normal que estuvieras nerviosa, pero al final las cosas salen mejor de lo que se espera uno mismo.

    Y ya nos contarás eso tan importante, que seguro que es algo muy bueno. Me alegro por ti.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Lobo, los políticos a un lado, los artistas, en otro: estoy de acuerdo.

    Lola, aún cuando me he defendido, lo mío es escribir ficción, no leer discursos, y menos 200!!:) Bueno, el del Cervantes, con sus 125000 euros de premio, ya me lo trabajaría, ya...

    Victor y Elena, yo también pensaba que nunca sería capaz de hacer lo que he hecho y mirad. Tranquilos, que es probable que llegue vuestro momento (recogida de premios, por ejemplo!)

    Felisa, no sé si vendrán más o no, lo cierto es que éste ha salido bien. Suerte para tí también con tus proyectos, ¡aunque no la necesitas!

    Teo, gracias por pasar, ya os contaré...

    Susana, muchas gracias a tí también. No sabes lo mucho que me animáis.

    Armando, tienes razón. Al final las cosas salen mejor de lo esperado. Lo que pasa es que los nervios y la (a veces) poca confianza en una misma, hacen dudar de nuestras capacidades.

    ResponderEliminar
  10. Pues todo fenómeno, entonces. Inclúyelo en tu Curriculum Literario: "Redactora de presentaciones y discursos en premios nacionales de reconocido prestigio"

    Qué bien, una experiencia más. ¡Me entran los nervios sólo de leerlo!

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Querida Martikka, admirable todo lo que cuentas y de la forma cómo resolviste el prólogo del poema. Espero que las noticias que dices que hay respecto a tu futuro sean muy buenas para tu carrera, Lo deseo de corazón.

    Un gran abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  12. Blas, vete preparando. ¡Todo llega!

    Blanca, en unos días os cuento. Gracias por tus ánimos y felicitaciones.

    ResponderEliminar
  13. Felicidades Martikka, me alegro un montón por tí, y espero que este te sirva para tener un poco más de confianza en tí misma

    besos

    pd: espero que se repita pronto, pero con un discurso sobre como conseguiste publicar tu novela

    ResponderEliminar
  14. Felicidades, ojalá vengan más momentos de estos. :) Tengo que hacer una cuenta atrás con tu blog que no estoy muy enterada de nada. :) Con todos los viajes últimamente no me da tiempo para nada. Ahora estamos en Malta para tres semanas y como compartimos el mismo portatil con el Regatista, resulta duro contectarme desde casa. También porque no estamos en casa mucho, hay tantos lugares para visitar y tantos amigos para ver.

    ResponderEliminar
  15. Felicitaciones!!
    Qué linda foto! al fin pude conocerte un poco mas!
    Debe ser muy agradable recibir tantas felicitaciones merecidas.
    Como ya te dijeron, sos una grande!!
    Besotes y espero con ansias ese post!

    ResponderEliminar
  16. Enhorabuena!!! Pues me alegro mucho Martikka, he quedado admirada también con las frases sobre la poesía.
    Suerte!
    Feliz fin de semana.
    Bye bye

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares