Juegos Florales

Estáis leyendo un post de la "mantenedora" de la 27 edición de los Juegos Florales de mi pueblo.
¿Qué es un "mantenedor"? Pues según la definición que he encontrado es: Una persona de relevancia social y cultural que efectúa un parlamento o discurso normalmente glosando uno o los tres temas de la trilogía Fe, Patria y Amor.

Pues eso. Que he sido elegida para efectuar el discurso del mantenedor en los Juegos Florales que se celebrarán dentro de dos semanas.
Lo de "relevancia social y cultural" en mi caso es escasa, pero al parecer se me ha querido reconocer la labor como escritora en el pueblo (el premio comarcal ganado en octubre pasado ha tenido mucho que ver), así que me tenéis ocupada escribiendo un discurso que será leído después de unas palabras de introdución al acto del alcalde. Después de mí, se entregarán los premios a los ganadores principales y a los participantes de primaria y la ESO.

Como curiosidad os diré que soy la segunda mujer en veintisiete años que actúa como mantenedora; además, la media de edad de los mismos suele ser elevada. Así que éste año cambian las tornas: mujer y joven.
En fin, tendré que tomarme una o dos tilas antes del acto para ahuyentar los nervios. Lo de leer en público no es algo a lo que los escritores estemos muy acostumbrados y lo de hacer discursos...(pedidme relatos, novelas, poemas, pero ¿discursos? ¡ayy!) Sólo espero estar a la altura.
En principio mi parlamento está centrado en la poesía, en la necesidad que tenemos de ella. Aunque lo que voy necesitando día a día es valeriana, tila, valium...

Comentarios

  1. Enhorabuena y muchísima suerte. Seguro que estarás a la altura y más. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Se empieza ganando un premio, luego dando un discurso, promocionando el primer libro... y se acaba frente al rey sueco y una gigantesca medalla al cuello.

    En los discursos, a Homer Simpson le funcionaba imaginar a todas las personas de su auditorio desnudas para perder los nervios.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Muchas felicidades, Martikka, imagino que estarás muy contenta por la distinción, aunque la procesión y los nervios vayan por dentro. Debe ser un honor para ti, en tu pueblo, delante de tu gente, pero también una responsabilidad, claro.

    El truco de Blas no está mal, ja, ja, pero seguro que lo haces muy bien y sales airosa por tus propios medios.

    Muchas userte, ya nos contarás. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. ¡Felicidades!
    Además es una suerte que haya escogido a una persona normal. Mira que sin llegan a escoger a alguien como yo, sin fe, sin patria y sin amor, más que unos juegos florales hubiesen tenido velatorio.
    Ante todo, si estás nerviosa, no utilices el sistema de aquel político japonés para enfrentarte al discurso. Aunque seguro que en tu población se acordarían durante mucho tiempo... y en toda la comarca.
    De cualquier forma, siendo una chica, lo de verlos a todos desnudos ya está bien.
    ¡Suerte y al toro!

    ResponderEliminar
  5. Victor, muchas gracias por tus buenos deseos.

    Blas, si hago eso, no aguantaré la risa y no es cuestión...:) Y si llegara el caso de estar frente al rey sueco (que no) seré una viejecita tipo Doris Lessing. Cuando le comunicaron que ganaba el Nobel ella llegaba a su casa y venía con el cesto de la compra... como si nada.

    Armando, espero salir airosa (después de todo serán 10 minutos aunque luego creo que ayudaré a entregar premios). Todo sea por el honor y la causa...Ya os contaré.

    Vicent, nunca se sabe. Quizás algún día te toque...¿quién me lo iba a decir a mí?

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno...la blogosfera se está llenando de ilustres.
    Felicidades por esa distinción y no te pongas nerviosa. Disfrutalo.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Enhorabuena y suerte. Seguro que te sale estupendamente. Ya nos dirás. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por vuestros ánimos, Lola y J.M!

    ResponderEliminar
  9. Vecinos de (nombre del pueblo), como mantenedora vuestra que soy, os debo un discurso, y este discurso que os debo, os lo voy a pagar, que yo, como mantenedora vuestra que soy, os debo un discurso, y este discurso que os debo, os lo voy a pagar...

    Oye, y en un pis pas, llega la entrega de premios.

    ResponderEliminar
  10. ¡Felicidades!
    Seguro que te lo mereces y no dudes nunca de tu capacidad. La tienes de sobra para leer un discurso o para aquello que te propongas.
    ¡ENHORABUENA!

    ResponderEliminar
  11. El consejo de Blas no está nada mal, lo peor que te puede pasar en que te de un ataque de risa.

    Te deseo momentos maravillosos e inolvidables, Martha, y Lola tiene razón, nos estamos llenando de ilustres.

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  12. Controla la respiración y mira a tu auditorio como si todos estuvieran desnudos... y si no te sirve avísame que no me lo quiero perder...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Felicidades Martika, estos días he estado un poco despistada y no había leído este post. Seguro que lo vas a hacer muy bien, mejor que los anteriores, ser mujer y joven creo que es un punto a tu favor, y lo de buena escritora, de eso ni hablamos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus