Reflexiones de Italo Calvino

¡Qué bien escribiría si no existiera! ¡Si entre la hoja en blanco y la ebullición de palabras e historias que toman forma y se desvanecen sin que nadie las escriba no se metiera en medio ese incómodo diafragma que es mi persona! El estilo, el gusto, la filosofía personal, la subjetividad, la formación cultural, la experiencia vivida, la psicología, el talento, los trucos del oficio: todos los elementos que hacen que lo que escribo sea reconocible como mío, me parecen una jaula que limita mis posibilidades.


Si fuera sólo una mano, una mano trunca que empuña una pluma y escribe... ¿Quién movería esa mano? ¿La anónima multitud? ¿El espíritu de los tiempos? ¿El inconsciente colectivo? No lo sé. No es para ser el portavoz de algo definible por lo que quisiera anularme a mí mismo. Sólo para transmitir lo escribible que espera ser escrito, lo narrable que nadie cuenta.


ITALO CALVINO. (Si una noche de invierno un viajero. Edit.Siruela)

Comentarios

  1. Italo Calvino es el asombro de la excelencia personificada. Indiscutiblemente sus reflexiones nunca dejan de sorprendernos, haciéndonos eco de su pensamiento.
    Magnífico acercamiento. Gracias por compartirlo.
    Besos.
    Bye

    ResponderEliminar
  2. Increíbles reflexiones de un maestro de la literatura.
    Que difícil resulta olvidar todo lo personal en esta tarea de escribir lo que sucede a nuestro alrededor.
    ¿Cómo alcanzar la objetividad en la literatura cuando uno tiene en la mente tantos prejuicios?
    Continuemos intentándolo hasta el sudor y mientras...
    PAZ

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco