Bukowski: Aire, luz, tiempo y espacio


No, hijo, si vas a crear
vas a crear trabajando dieciséis horas por día en una mina de carbón
o vas a crear en un cuarto pequeño con tres niños
mientras que no cobras más que el paro,
vas a crear con parte de tu mente y de tu cuerpo destrozados,
crearás ciego, mutilado, demente,
vas a crear con un gato trepando por tu espalda
mientras la ciudad entera tiembla en terremotos, bombardeos, inundaciones y fuego.
Hijo, aire y luz y tiempo y espacio no tienen nada que ver con esto
y no crean nada, excepto quizás una vida más larga para encontrar nuevas excusas para no hacerlo.


Charles Bukowski (Aire, luz, tiempo y espacio)

Comentarios

  1. Leyendo a Bukowski descubrí que alguien escribía lo que yo quéría leer y lo que yo quería escribir. Historias profundas de hombres simples. Gracias

    ResponderEliminar
  2. Es decir, que el proceso de creación absorbe por completo y es irrenunciable una vez se saborea, ¿cierto?

    Cierto. Todo gira en torno a la creación. La vida es literatura pidiendo una hoja en blanco a gritos.

    Un abrazo, Marta. Me ha encantado la entrada

    ResponderEliminar
  3. Pablo, Bukowski tiene algo que atrapa, y a mí me atrapó hace tiempo. Esa escritura descarnada y salvaje te golpea como una maza en la conciencia. No puedo más que tenerlo presente en el blog y compartirlo con vosotros.

    Blas, Bukowski nos habla aquí de que la creación supera cualquier obstáculo. No en vano muchos escritores se ganan (nos ganamos) la vida de mil formas distintas, pero la escritura siempre está ahí, llamando a la puerta de nuestros dedos, susurrando en nuestros oídos las historias que deben escribirse a pesar de lo que nos rodee.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena cita Martikka... Sí, comparto lo que dice Bukowski.. la creación supera cualquier límite.. nos dice que es muy hermoso dedicarse a ser"escritor" diez horas al día, pero, muchos de los que escribimos no tenemos esa suerte y quizá no la tengamos nunca... y seguiremos escribiendo. Y creando.
    Besos y fantástica entrada.

    ResponderEliminar
  5. Sergio, Bukowski se refiere a que "eres escritor" a pesar de a lo que te dediques (a picar piedra o a archivar documentos). ¿O acaso en tu trabajo a veces no piensas en esa escena que dejaste inconclusa, acaso no llevas contigo tus historias?
    Se refiere a que si la creación está en nosotros, lo haremos a pesar de todo.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Qué maravilla, Martikka.
    Es un fragmento que inspira realmente y empuja a la escritura.
    Gracias por ser tan acertada.
    En La bailarina...
    http://danzandoencasasolaydescalza.blogspot.com
    tienes dos premios para ti, para Los Manuscritos del Caos.
    Estaré encantada de que vengas a recogerlos.
    Con fecha de 12-10-2010.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Excelente! No hay excusas.

    Saludos,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  8. Bukowski consiguió resucitarme al tercer verso, al tercer capítulo, en su primer libro.
    Desde aquel entonces, es ahora, parte de mi presente escrito. No puedo renunciar a quien escribió sin mentir, a quien se quitó las capas para mostrarse desnudo y verdadero, sucio, limpio, culto, jugador y perdedor.

    Hubo un tiempo en que una palabra de Hank, era lo único que necesitaba mi soledad para sanarse.

    Y no puedo dejar de agradecerle por los siglos de los siglos que me presentara a "su" Fante..., agitador de vientos y polvos y que murió esperando su primavera literaria.

    Un placer leer, hoy, ahora... tu entrada.

    Te felicito

    Mario

    ResponderEliminar
  9. No entiendo que le veis a este tipo. Desde que lo leí hace un tiempo, y desde el principio, me dió la impresión de estar ante algo escrito por alguien mediocre sin otra cosa que contar que sus impresiones al recostarse en su propia mierda. Escritores "malditos" sobran. Y mediocres tambien. Un tipo al que solo se le pueden agradecer un par de perlas entre tanta porquería no es un escritor a tener en cuenta. Leeros su Pulp para saber de que hablo. Y es solo un ejemplo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus