Reglas del combate, por Paulo Coelho

Reglas del Combate, por Paulo Coelho (Manual del Guerrero de la Luz) dedicado a todos los que luchan por algo. Especialmente dedicado a mis compañeros bloggers y escritores.


El guerrero de la luz debe recordar siempre las cinco reglas del combate, escritas por Chuan Tzu hace tres mil años.

LA FE: antes de entrar en una batalla, hay que creer en el motivo de la lucha.

EL COMPAÑERO: escoge a tus aliados y aprende a luchar acompañado, porque nadie vence una guerra solo.

EL TIEMPO: una lucha en invierno es diferente a una lucha en verano; un buen guerrero presta atención al momento adecuado de entrar en combate.

EL ESPACIO: no se lucha en un desfiladero de la misma manera que en una llanura. Considera lo que existe a tu alrededor, y la mejor manera de moverte.

LA ESTRATEGIA: el mejor guerrero es aquel que planifica su combate.

El guerrero de la luz a veces actúa como el agua, y fluye entre los obstáculos que encuentra.
En ciertos momentos, resistir significa ser destruido; entonces, él se adapta a las circunstancias. Acepta sin protestar que las piedras del camino tracen su rumbo a través de las montañas. En esto reside la fuerza del agua; jamás puede ser quebrada por un martillo, ni herida por un cuchillo. La más poderosa espada del mundo es incapaz de dejar una cicatriz sobre su superficie.
El agua de un río se adapta al camino más factible, sin olvidar su objetivo: el mar.

Frágil en su nacimiento, lentamente va adquiriendo la fuerza de los otros ríos que encuentra.
Y a partir de un determinado momento, su poder es total.


Comentarios

  1. Martikka,

    Una vez más nos inspiras con tus momentos de sabiduría. Muchas gracias, mi ánimo ha recibido alimento con tu post!

    Abrazo!

    LluM

    ResponderEliminar
  2. Para escritores pero también para la vida en sí. Sin unas metas definidas no sabremos a donde queremos llegar, sin fe en nosotros mismos no lo conseguiremos y luego la estrategia, básica para saber como hacerlo.
    Ahora a seguir las reglas en busca del éxito!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola Marta!
    =)
    Gracias, realmente necesitaba leer nuevamente esas líneas, me ayuda a no bajar los brazos.

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  4. Martikka, esas enseñanzas son para atesorarlas. Muchas gracias por compartirlas.

    Un abrazo,
    Blanca

    ResponderEliminar
  5. Leido con la dedicatoria que has puesto parece escrito para nosotr@s.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. "El Arte de la Guerra" siempre ha sido uno de esos libros que trascienden las épocas, repleto de enseñanzas que muchos han seguido como si se tratara de una Biblia.
    Sus enseñanzas, como bien dice Proyecto de..., son extrapolables a cualquier ámbito de la vida.
    Muchas gracias por traerlo hasta tu blog.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Y para quien esté solo en esa lucha, para quien no tenga un compañero como aliado, que no se preocupe. Lo conseguirá si es honesto consigo mismo. Si persigue siempre su verdad. Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Llum, me alegro de que tus ánimos hayan crecido con estas palabras de Coelho. Me fascinan los textos que iluminan!"En esto reside la fuerza del agua; jamás puede ser quebrada por un martillo, ni herida por un cuchillo."

    Elena, en efecto, es una enseñanza que vale para todos los campos, pero yo la he mirado desde mi perspectiva y la vuestra. ¡Mucho éxito!"Y a partir de un determinado momento, su poder es total."


    Azu, mucha fuerza para tí, que la necesitas por tu mucho trabajo. "Frágil en su nacimiento, lentamente va adquiriendo la fuerza de los otros ríos que encuentra."

    Blanca, es un placer compartir post como éste con tanta respuesta. "El agua de un río se adapta al camino más factible, sin olvidar su objetivo: el mar."

    Lola, claro que está escrito para vosotros: "Escoge a tus aliados y aprende a luchar acompañado, porque nadie vence una guerra solo."

    G.l.r, gracias por tu visita. Estas enseñanzas valen para cualquiera y de cualquier modo. Siempre se extrae algo útil: "No se lucha en un desfiladero de la misma manera que en una llanura. Considera lo que existe a tu alrededor, y la mejor manera de moverte."

    Pilar, qué hermoso pensamiento has traído. Gracias por tu aportación. "En ciertos momentos, resistir significa ser destruido; entonces, él se adapta a las circunstancias. Acepta sin protestar que las piedras del camino tracen su rumbo a través de las montañas."

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola Martikka!
    Que buen post, vale para cualquier momento en la vida, se queda el alma complacida cuando le dedicamos unos momentos de agradable lectura.

    Abrazo con cariño

    Ro

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus