Cómo escribe Haruki Murakami

"Yo empiezo a escribir sin ninguna estructura, apenas con alguna imagen o una serie de personajes que me interesan. Así como los lectores, no puedo esperar a dar vuelta la página para saber qué pasa con esta gente que he creado, porque no tengo idea del argumento, simplemente dejo que la historia fluya libremente desde mi interior y me sorprendo a mí mismo. Por eso creo que la libre improvisación es simplemente llegar a la esquina sin aliento para ver qué hay al girar en ella, con un sentimiento de excitación que debería ser transferido a los lectores, lo mismo que la sensación de libertad. Esto ya es el punto final, la elevación, esa emoción que uno experimenta al completar su interpretación".


Haruki Murakami

Comentarios

  1. Que ilusión me hace encontrar esta cita en tu blog. Ya sabes lo que me gusta Murakami (he leído todo lo que está traduccido al castellano).

    Creo que esta cita está en su libro de relatos cortos, "Sauce ciego, mujer dormida". Son durillos los relatos por la forma de presentarlos que tiene y sobre todo por sus finales, casi siempre abiertos.

    Algunas veces me he leído la cita para inspirarme.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta. Ese método me suena, yo me dejo llevar por los siguientes pasos:

    -Querer escribir sobre una época concreta, o partir de un acontecimiento significativo, porque a partir de ahi, la historia expande sus tentáculospor todas partes.
    -Querer "charlar" con un personaje concreto, lo que me hace investigarlo, conocer cómo vivía, cómo era su mundo, sus miedos... así que lo meto en mi trama, y le doy conversación con otros personajes.
    -Reivindicar la memoria de los olvidados. Napoleón planificaba las batallas, pero los que estaba en el barro eran soldados anónimos y asustados.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Que bueno Murakami. Justamente ahora estoy leyendo After Dark. Se nota que es un escritor de brújula; estoy intentando hacer algo parecido, pero...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Creo que intuía un estilo así en Murakami. Yo leí hace unos meses "Tokio Blues" y me dejó fascinado. Con ese libro lo descubrí y ahora tengo ganas de seguir leyendole y no sé con cuál de sus obras continuar. Tal vez sea miedo a encontrarme con la decepción en alguna de sus otras novelas. En cualquier caso, me gusta este tipo y como escribe, o como le traducen, pues tengo entendido que el japonés es un idioma un tanto escueto y dado a diversas interpretaciones. Buen post. Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Jolines, Marta, ¡¡me has tocado la fibra sensible!!! Murakami, es en la actualidad, uno de mis escritores preferidos. He leído, aparte de Tokio Blues, "Kakfa en la orilla", que me dejó sin aliento y "Al sur de la frontera al oeste del sol". Me identifico plenamente con su forma de escribir, o más bien, con su concepción de la escritura. Yo tampoco sé lo que va a ocurrir y esa necesidad me hace continuar hacia adelante, conociendo a los personajes, incrustándome en su vida, emocionándome con ellos. Salvo que Murakami es un genio, y yo un humilde novel, je,je.. ¡Me ha encantado la entrada!
    Un abrazo. Sergio.

    ResponderEliminar
  6. Interesante, casualmente en mi ultima entrada comento algo parecido, aunque yo cada vez necesito tenerlo mas claro para ponerme a escribir, no sé por qué.

    ResponderEliminar
  7. Sin duda escribe novela, ¡a que si!

    Donde se deja llevar y los personajes van tomando su lugar, su espacio...

    Algunas veces (pocas), también escribo sin dirigir la narración, dejo que fluya, aunque sé que con frecuencia no saldrá un cuento de eso, solo aspiro a una narración.
    Aunque si que se disfruta el ejercicio.

    Este post inspira, gracias Martikka, abrazo de
    Ro

    ResponderEliminar
  8. Visito por primera vez tu blog y recibo una grata sorpresa. Vendré más a menudo. Yo ya había leído estas palabras u otras parecidas. Creo, que es lo que Murakami dice siempre. Aunque no me lo acabo de creer a la vista del resultado y el contraste. En una entrevista dijo, que no es Mozart y mucho menos un genio, y que por ello tenía que vivir sano y disciplinado. Cuando visitó Barcelona, rompió su esquema horario porque se va a dormir a las 10 y se levanta muy temprano.

    Creo que sólo un genio puede hacer eso de "sin estructura". Cuando no eres genio, tienes que tener algún método...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco