¿Por qué escribe usted?



¿Por qué escribe usted?

Porque el fantasma porque ayer porque hoy

porque mañana porque sí porque no

Porque el principio porque la bestia porque el fin

porque la bomba porque el medio porque el jardín

Porque góngora porque la tierra porque el sol

porque san juan porque la luna porque rimbaud

Porque el claro porque la sangre porque el papel

porque la carne porque la tinta porque la piel

Porque la noche porque me odio porque la luz

porque el infierno porque el cielo porque tú

Porque casi porque nada porque sed

porque el amor porque el grito porque no sé

Porque la muerte porque apenas porque más

porque algún día porque todos porque quizás


Oscar Hahn, escritor chileno

Comentarios

  1. Es totalmente distinto arrebatador, y con mucha fuerza este poema

    Gracias por compartirlo

    Abrazo de feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Jose Jaime, cuando lo leí no pude por menos que copiarlo para tenerlo en mi blog y compartirlo. ¡¡Es fascinante!!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo Martika, tiene una fuerza inexplicable, gracias por traerlo. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues, me he quedado sin palabras, es raro, fuerte, claro, sugerente, es..genial, jaja un beso!

    ResponderEliminar
  5. ¿Por que escribo este comentario?
    -Porque me ha gustado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Muchos porqués para algo tan sencillo cómo dar a conocer nuestro mundo interior.Saludos

    ResponderEliminar
  7. Pues ha quedado clarisimo por qué escribe.
    Muy bueno.

    ResponderEliminar
  8. Porque sí, porque poderoso, porque impacta.
    Porque Martikka es genial.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno y muchas gracias por compartirlo! Es realmente genial!

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno el poema y muchos porqués. En definitiva son ellos los que nos hacen escribir.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus