El poder de una buena historia

¿Acaso alguien duda del poder de las historias? Aunque ésta es más un cuento chino...:)

Comentarios

  1. Aún siendo cierta, haber quién se cree esa historia. Yo del marido, ni la tragaba.
    Ja,ja,aj,a

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno!! Está claro que la imaginación te saca de más de un apuro.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Sólo con la imaginación se sale del con vida del ropero que llamamos realidad. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  4. muy buena la explicación si señor, nadie esperaba ese final.¿A qué no?

    ResponderEliminar
  5. Ja, ja, Martikka, qué buen corto, hay que ver que sí se inventan cuentos... ¿Y el marido? su cara es un poema!

    ja, ja,

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, que buena. El tio se lo monta muy pero que muy bien.

    Lo del árbol me ha recordado a un libro a Vázquez-Figueroa donde el personaje principal se pasa la historia viviendo encima de un árbol.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus