La carretera, de Cormac McCarthy

Portada libro La Carretera de Cormac McCarthy
LA CARRETERA
The Road
Cormac Mc Carthy










El apocalipsis

La carretera es una historia que irrumpe como un trueno. Es desoladora, impactante y muy visual, ambientada en un mundo post-apocalíptico desesperado y gris, cruel, que nos muestra de vez en cuando ráfagas de bestialidad.
Con ésta novela ganadora del premio Pulitzer, Mc Carthy nos presenta a un padre y a un hijo que recorren la carretera del título en dirección al sur. El mundo desolado que los rodea es un mundo en el que no sabemos a ciencia cierta qué es lo que ha ocurrido, como tampoco sabemos los nombres de los protagonistas, que recorren su camino hacia ese sur deseado con sus escasas pertenencias en un carrito, revolviendo entre los restos de casas abandonadas, tétricas en su soledad, aterradoras para el niño.

La carretera huele a tierra quemada, respira ceniza gris, sudor antiguo. Se siente fría, pero también cálida cuando el padre y el niño se refugian junto al fuego y apuran una lata de sopa viendo como sus ropas se secan, envueltos en la negrura de la noche sin estrellas, sin animales. Para depredadores ya tenemos a algunos de los grupos de hombres supervivientes que recorren la carretera, los "malos" como los nombra el niño, cuyas garras son peores que las que podrían encontrar en una fiera.

El estilo narrativo del autor es peculiar por el empleo de frases cortas, de diálogos también cortos, donde nada falta ni nada sobra. La parquedad en esa situación es la ideal, pues no conseguiríamos imaginar a los personajes lanzando largas peroratas ni reflexiones. Leemos su silencio. Lo intuimos, lo vivimos, lo entendemos. A la vez, nos hipnotiza. Ellos viven el ahora y el quizás mañana. No hay más que ellos y su supervivencia. No hay Dios. Y si hay, se ha ido.

La carretera es una obra poética en ocasiones, de terror en muchas. Nos lleva a ese otro mundo que ójala nunca nadie tenga que vivir, por la soledad, por el frío, por la escasez, pero sobretodo, por la inhumanidad de algunos de los supervivientes. Pasea a un padre y a un hijo por un camino devastado en busca de algo mejor. Siempre queda la esperanza. Quizás en el sur.

Buenos-malos; Dios-Nada; tierras baldías-supervivencia. Palabras que encontramos en este gran obra que te atrapa desde la primera línea y que no olvidarás en mucho tiempo.

Fotograma de la película La Carretera


En Febrero-2010, La Carretera en cines de toda España, con Viggo Mortensen en el papel del padre y Kodi Smit-McPhee como el hijo. No os la perdáis.




Comentarios

  1. Pedazo de libro. Para mí fue una especie de catarsis cuando lo descubrí. Lo mejor que he leí en mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Martikka:
    gracias por tus comentarios. Puedes copiar el "Sello" haciendo clic a la imagen, o bien entrando al blog de SAKKARAH desde el post en el mio.
    Abeazo apretado
    Ro

    ResponderEliminar
  3. Hola, Martikka:
    Hace algunas entradas publiqué una pequeña reseña de la Carretera en mi blog. Como dije entonces, este libro me sacudió por entero, y coincidiendo con Guillem, es una de las mejores obras que he leído en muchísimo tiempo.
    Imprescindible.
    Felices Fiestas, amiga.

    ResponderEliminar
  4. Guillem, estoy de acuerdo con que es un "pedazo" de libro. Es brutal como agita tu conciencia y te atrapa.

    Ro, ¡gracias por las indicaciones!

    Deusvolt, ya sé que hiciste la reseña y te comenté que me apuntaba el libro para leer. No he podido evitar hacer mi propia reseña porque lo necesitaba, necesitaba expresar lo que el libro me había provocado. Un diez para McCarthy.

    ResponderEliminar
  5. Un libro impactante.
    Supongo la película, por lo que he visto, estará a la altura. O media altura. No, no, eso es imposible.

    Estoy de acuerdo con alguien que te comenta por aquí: es un libro imprescindible...

    Gracias por esta entrada.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Martika,
    he oido hablar muy bien de este libro, y despues de tu magnifico comentario me lo apunto sin dudarlo.
    Buen finde.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marta

    Ya sé que no es adecuado. Te comento que he visto que tienes el HitCounter. Un contador web que gasta muy malas pasadas. Yo tuve este tipo de contador en mi blog http://informaniaticos.blogspot.com y en otros blogs de amigos a quienes les hice un blog y al paso de un par de años, un día y por sorpresa, apareció una pequeña ventana del contador y le pidió a Julián una contraseña y un Login de acceso, y que si quería seguir usando el HitCounter tenía que pagar. La dificultad para eliminar dicha ventana le costó a mi amigo Julián Eusebio, rehacer todo su blog, porque le estropeo el código HTML y le destruyo el Blog y nos costó volver a reconstruir todos los contenidos. Actualmente estoy usando este http://contador-de-visitas.com/ que da buen resultado y no tiene sorpresas. Por lo demás, todo es muy interesante.

    ResponderEliminar
  9. Lola, apúntatelo porque merece la pena. Además, se lee en un suspiro.

    Norbert, gracias por tu recomendación con el counter. Lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar
  10. Marta, suena muy, muy interesante. Lo voy a tener en cuenta!

    Saludos,
    Alejandro.

    P.D.: En cuanto a lo que te comentan del contador, nunca puede ser tan grave. Si un día te pide contraseña, lo sacarás y pondrás otro. No creo que haya de qué preocuparse.

    ResponderEliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus