El más riguroso de los novelistas




Durante casi treinta años el escritor se preparó para escribir su obra maestra. Al cabo de ese tiempo -y al cumplir los setenta- había tomado millones de apuntes en miles de cuadernos y libretas. Su casa estaba repleta de aquella portentosa materia prima para su novela. Allí había anotado cuidadosamente anécdotas, observaciones, diálogos, monólogos internos, descripciones y toda clase de datos para el libro. Con ese bagaje superaría a Cervantes, a Scott, a Dumas, a Balzac, a Proust...

Era, en efecto, un día especial. Como pudo, entre aquellas colosales montañas de papel, sólo contenidas por el techo y en precario equilibrio, llegó hasta su escritorio. Tomó asiento frente a la máquina, y el teclear con pasión y entusiasmo, hizo que aquellas pilas de cuadernos y libretas se derrumbaran aplastando el frágil cuerpo: la muerte fue instantánea, sepultado por sus notas literarias.

René Avilés Fabila

Comentarios

  1. Si , que es triste, cuando se disponme a escribir , y poner en orden todos sus apuntes , muere.Besos.

    ResponderEliminar
  2. Jejeje, qué bueno. Una razón más para aprovechar el momento y no atesorar más de lo debido en esta vida, aún sea la obra más esplendorosa que jamás hallan de leer ojos algunos. Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  3. ¡Me imagino la cantidad de papelería acumulada! estoy de acuerdo con Alejandro es una magnífica metáfora.

    Besos!
    Blanca

    ResponderEliminar
  4. Que triste en su momento más álgido la palma.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Aplastado por toneladas de información... Umm.. curiosa metáfora. Me ha gustado. _Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Pobre hombre!
    Pero bueno, al menos su vida tuvo un sentido y vivió feliz preparandose para el gran momento.
    Se dice que lo que importa no es alcanzar la meta, sino perseguirla.
    Buen finde.

    ResponderEliminar
  7. Que mejor manera de morir para un escritor, que sepultado bajo su obra, su vida, su ilusión. Él escribió su propio final.

    ResponderEliminar
  8. Un pelín exagerado diría yo... jejeje y por ende cae en lo hilarante,
    pero efectivamente con moraleja cual fabula.

    Un abrazo apretado
    Ro

    ResponderEliminar
  9. Buenas!!

    Comunicarte que en nuestro nuevo blog "Erotikamente" (www.erotikamente.es) mañana 25 de enero comenzamos nuestro "I Certamen de Relatos Erótikos" donde podrán participar todos aquellos que lo deseen.

    Las bases serán más o menos las mismas que regian en "El Mosquitero" y te dejo la dirección web por si te puede interesar participar con nosotros o bien a los lectores de tu blog!

    Un saludo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco