Cómo escribir un relato erótico


Escribir un relato erótico no es una tarea fácil. Es habitual ver desiertos muchos de los premios destinados a tal efecto, señal de que no cumplen las expectativas del jurado.

Es fácil caer en lo obvio, en la zafiedad, porque un relato erótico no debería ser un relato porno, aunque si alguien quiere escribir uno, debería presentarse al premio de "relato pornográfico" y santas pascuas.

-Lo erótico remite a lo delicado, y lo pornográfico, al puro instinto, así que has de tenerlo en cuenta antes de empezar a escribir. Cuida el lenguaje. No es lo mismo escribir: Acaricié con las puntas de mis dedos la curva de su pecho.... que  Le toqué las tetas.

-Es importante la descripción física y cómo se expresa el cuerpo. Haz descripciones que remitan a las sensaciones físicas, a los sentidos (oler, tocar, oír, gustar...)

-Sitúa la acción en un clima adecuado, en un lugar propio y que se preste a la escena que quieres describir.

-Deja que vuele la imaginación. Muestra, pero deja cosas veladas. El lector ha de imaginar y seguramente irá más allá de lo que piensas.


A continuación, unos ejemplos de buena literatura erótica:

-La serie escrita por Anne Rice (escrita bajo el seudónimo A.N.Roquelaure),

El rapto de la bella durmiente
El castigo de la bella durmiente y
La liberación de la bella durmiente.

Relatan de forma libre lo que le sucede a la Bella Durmiente al despertar de su largo sueño.

Fragmento:

(...)El príncipe se inclinó sobre ella. Le separó las piernas. Notaba cuánto le costaba no cubrirse con las manos o volverse a un lado. Le acarició los muslos. Luego, con el índice y el pulgar, exploró el sedoso vello húmedo, palpó aquellos pequeños labios tiernos e hizo que se separaran ampliamente. Un terrible estremecimiento sacudió todo el cuerpo de Bella. Con la mano izquierda, él le tapó la boca y ella sollozó suavemente. Él pensó que al parecer le resultaba más fácil con la boca así tapada, de modo que, por el momento, aquello ya estaba bien. Habría que enseñarle todo a su debido tiempo. Con los dedos de la mano derecha encontró aquel nódulo de carne entre los tiernos labios inferiores, y lo friccionó hacia delante y atrás hasta que ella levantó las caderas, arqueando la espalda a pesar suyo. Su carita, bajo la mano del príncipe, era el vivo retrato de la angustia. Él sonrió para sus adentros. (...)


-El amante de lady Chatterley (D.H.Lawrence). Narra los encuentros de una casada con su guardabosques.

Fragmento:

- Es muy amable que se preocupe por mí -dijo él lacónicamente.
- ¿Por qué no iba a hacerlo? -dijo ella, faltándole casi el aliento para hablar.
El rió con aquella risa torcida, rápida, sibilante. -Ah, siendo así... ¿Puedo cogerle la mano un segundo?- preguntó él repentinamente, clavando sus ojos en ella con una fuerza casi hipnótica y dejando emanar una atracción que la afectaba directamente en el vientre.
Le miró fijamente, deslumbrada y transfigurada, y él se acercó y se arrodilló a su lado, apretó sus dos pies entre las manos y enterró la cabeza en su regazo; así permaneció inmóvil. Ella estaba completamente fascinada y transfigurada, mirando la tierna forma de su nuca con una especie de confusión, sintiendo la presión de su cara contra sus muslos. Dentro de su ardiente abandono no pudo evitar colocar su mano, con ternura y compasión, sobre su nuca indefensa, y él tembló con un profundo estremecimiento.
Luego él levantó la mirada hacia ella con aquel terrible atractivo en sus intensos ojos brillantes. Ella era absolutamente incapaz de resistirlo. De su pecho brotó la respuesta de una inmensa ternura hacia él; tenía que darle lo que fuera, lo que fuera. Era un amante curioso y muy delicado, muy delicado con la mujer, con un temblor incontrolable y, al mismo tiempo, distante, consciente, muy consciente de cualquier ruido exterior. Para ella aquello no significaba nada, excepto que se había entregado a él. Y después él dejó de estremecerse y se quedó quieto, muy quieto. Luego, con dedos suaves y compasivos, le acarició la cabeza reclinada en su pecho.

-Lolita (Vladimir Nabokov). Narra las fantasías de un adulto maduro y una niña de doce años.

Fragmento:

Mi niña, se sabía observada, que gozaba con la lujuria de esa mirada y hacía alarde de risas y jugueteos.

-Emmanuelle (Emmanuelle Arsan). Libro en su momento escandaloso y ahora obra clásica de la literatura erótica.

Fragmento:

Casi imperceptibles, pero sin desfallecer, las vibraciones amortiguadas del fuselaje de metal acunaban a Emmanuelle en su frecuencia, buscando armonía con los ritmos de su cuerpo. Una ola ascendía por sus piernas, partiendo de las rodillas (epicentros quiméricos de ese temblor de sensaciones sin contornos), remontando inexorablemente hasta la superfi cie de los muslos, cada vez más arriba, sacudiéndole el cuerpo con estremecimientos. Ahora, obsesivos acudían los fantasmas: labios que se posaban sobre su piel, órganos de hombres y de mujeres (cuyos rostros permanecían ambiguos), falos ansiosos de tocarla, de restregarse contra ella, de abrirse paso entre sus rodillas, forzando sus piernas, abriendo su sexo, penetrándola con esfuerzo, con un denuedo que la colmaba de placer. Su movimiento era el de un progreso continuo: ninguno retrocedía; uno tras otro, se hundían en lo desconocido del cuerpo de Emmanuelle, por el estrecho camino que no se cansaban de reconocer, pareciendo no encontrar límites en su recorrido, avanzando indefi nidamente hacia el interior, saciándola de carne e, interminablemente, vaciando en ella sus jugos.

-El amante (Marguerite Duras).Narra las experiencias de la propia Marguerite con un comerciante chino mayor que ella.

Fragmento:

Le digo que se acerque, que tiene que empezar otra vez. Se acerca. Huele bien el cigarrillo inglés, el perfume caro, huele a miel, su piel ha adquirido a la fuerza el olor de la seda, el afrutado del tusor de seda, el del oro, es deseable. Le hablo de ese deseo de él. Me dice que espere. Me habla, dice que enseguida supo, ya desde la travesía del barco, que yo sería así después de mi primer amante, que amaría el amor, dice que ya sabía que le engañaría y que también engañaría a todos los hombres con los que estaría. Dice que, en lo que a él respecta, ha sido el instrumento de su propia desdicha. Me siento feliz con todo lo que me vaticina y se lo digo. Se vuelve brutal, su sentimiento es desesperado, se arroja encima de mí, come los pechos infantiles, grita, insulta. Cierro los ojos a un placer tan intenso. Pienso: lo tiene por costumbre, eso es lo que hace en la vida, el amor, sólo eso. Las manos son expertas, maravillosas, perfectas. He tenido mucha suerte, es evidente, es como un oficio que tiene, sin saberlo tiene el saber exacto de lo que hay que hacer, de lo que hay que decir. Me trata de puta, de cochina, me dice que soy su único amor, y eso es lo que debe decir. Y eso es lo que se dice cuando se deja hacer al cuerpo y buscar y encontrar y tomar lo que él quiere, y todo es bueno, no hay desperdicios, los desperdicios se recubren, todo es arrastrado por el torrente, por la fuerza del deseo.

Para terminar, aunque hay muchas más:

-Las edades de Lulú (Almudena Grandes).Una larga historia de amor y pasión en un mundo de experiencias y fantasías.

Fragmento:

Apenas un instante después, todas las cosas comenzaron a vacilar a mi alrededor. Pablo se apoderaba de mí, su sexo se convertía en una parte de mi cuerpo, la parte más importante, la única que era capaz de apreciar, entrando en mí, cada vez un poco más adentro, abriéndome y cerrándome en torno suyo al mismo tiempo, taladrándome, notaba su presión contra la nuca, como si mis vísceras se deshicieran a su paso (…)”


Comentarios

  1. Pues lo leeré en cuanto tenga un ratito.
    Precisamente dias atrás estaba releyendo "Ligeros libertinajes sabáticos" de Mercedes Abad, que gano el Premio Sonrisa Vertical hace años, y lo recomiendo.
    A raiz de leerlo, en su momento intenté escribir algo y fue un desastre,jajaja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Es algo que nunca he intentado. No se me da muy bien. Me miraré el enlace por si acaso, aunque no creo que lo intente. Al menos de momento.

    Un besote y feliz finde :)

    ResponderEliminar
  3. Lola, es que el tema erótico es muy difícil. Peor estoy yo, ¡que ni siquiera lo he intentado!

    Elena, ya somos dos. Pero siempre va bien tener consejitos a mano, por si se tercia. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Ufff!!!... Nunca se me ha ocurrido escribir un relato EROTICO, quizás por no caer en lo porno... pero no, nunca lo pensé. No puedo decir que seria lo último que escribiría, pero no lo considero. Es cierto que a veces en algunos párrafos salen ciertas corrientes que luego vuelven a su cause, pero eso no es nada que quiera decir exactamente erótico. Gracias por compartir el texto siempre será interesante conocer las técnicas..

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Ufff!!!... Nunca se me ha ocurrido escribir un relato EROTICO, quizás por no caer en lo porno... pero no, nunca lo pensé. No puedo decir que seria lo último que escribiría, pero no lo considero. Es cierto que a veces en algunos párrafos salen ciertas corrientes que luego vuelven a su cause, pero eso no es nada que quiera decir exactamente erótico. Gracias por compartir el texto siempre será interesante conocer las técnicas..

    Un Saludo

    ResponderEliminar
  7. A pesar de leer unos cuantos, los relatos eróticos siempre se me han escapado. Nunca he logrado escribir uno y eso que, según creo, imaginación no me falta. Me he atrevido con todos los temas y fórmulas, con mayor o menor éxito, salvo el erótico y el terror. Dado que el primero es la base de algún pasaje en toda novela de éxito, creo que eso me apea de ese tren.
    Un gran artículo, breve y dirigido a lo esencial.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marta:
    Despues de leer tu articulo: "Como escribir un relato erotico", lo voy a intentar, solo para comprobar si soy capaz.

    Besos,
    Tessa

    ResponderEliminar
  9. Hola Marta. Este géenro no se me da bien, me parece muy complicado escribir sobre sentimientos y sensaciones tna íntimas, de forma que sean sutiles sugerencias al lector, y no caigan en lo obvio, y que además digan lo que ya se sabe de forma distinta.

    Pero siempre es momento de aprender.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Un tema muy interesante, Marta, aunque me parece un género sumamente difícil. No he escrito ningún relato erótico y las pocas escenas pseudó-eróticas que aparecen en mis novelas me las he visto y deseado para escribirlas, sin querer caer en los tópicos que comentas.

    Echaré un vistazo a las recomendaciones de todas maneras. Gracias por la entrada.

    Saludos y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  11. Suelo decir que he escrito algunos "relatos con sexo", porque "relatos eróticos" es una categoría que está muy arriba y que quizás con tiempo y práctica alcance alguna vez.
    A la lista citada yo añadiría "La vieja sirena" de José Luis Sampedro, un autor que, desde luego, trata estos temas con mucho lirismo. Y eso sí, he de decir que "Las edades de Lulú" encabeza la lista de novelas que no he podido terminar. Se me hizo muy pesada.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo si que me he atrevido, y lejos de lo porno y soez. Si alguien quiere leerlos podreis encontrar algunos micros en mi blog.
    http://josepcapsir.blogspot.com/

    Los relatos de más de una página tienen los mimbres de cualquier otro tipo de temática, donde se va dando forma a una acción, que en éste caso es ir dejándo migas de pan al lector para que espere algún acontecimiento más que amoroso. Lo más erótico suele ser lo que se sugiere, no el momento implícito.

    http://josepcapsir.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. Buena entrada, y el listado de lecturas recomendadas acertado. Escribí mi primer relato inicialmente para mí, luego para compartirlo por si a alguien le gusta. Pero ¡qué difícil es alcanzar la calidad de una buena obra!

    ResponderEliminar
  14. Saludos, muy interesante este articulo y su blog en general. Me llama mucho la atencion el tema acerca de la literatura erotica, sin embargo soy solo un aficionado. Pero me gustaria ir aprendiendo un poco acerca de los recursos para poder comenzar a escribir. Tengo una duda, donde pido la invitacion al blog? No puedo leer el articulo acerca de "como crear un personaje". Saludos

    ResponderEliminar
  15. Hola David,
    El blog está abierto a comentarios, por lo que no deberías tener problema para acceder a todos los posts.

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  16. En efecto, no es fácil pero se puede intentar, por ejemplo puedes hacerlo y publicarlo al momento en http://blog.universoerotico.com/ y verás si lo leen y es bueno, o no.

    ResponderEliminar
  17. En efecto, no es fácil pero se puede intentar, por ejemplo puedes hacerlo y publicarlo al momento en http://blog.universoerotico.com/ y verás si lo leen y es bueno, o no.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares