Decálogo del buen crítico

El decálogo del buen crítico
por Guillermo Belcore






1. Serás independiente, competente y sincero. El amiguismo y los compromisos son las lacras de tu oficio.

­­2. Serás el hombre (o la mujer) más culto de tu era.­­

3. Confiarás en tus instintos. Si te sedujo por algo fue.­­

4. Oirás a Nietzsche. Optarás por la soledad de los lobos en lugar del calor de los rebaños. Recuerda que las empresas de comunicación tienen su propia agenda.­­

5. Ignorarás el canto de las sirenas ideológicas. Arderás por siempre en el averno si osas condenar a un escritor por esgrimir ideas diferentes a las tuyas.­­

6. Cultivarás tu propio jardín. El estilo es la única herramienta de que dispone el crítico para persuadir. ``Si resulta mediocre o incompetente en este aspecto, su eficacia será nula'', destaca el gran Ignacio Echevarría.­­

7. Dedícale a la obra tiempo de reflexión.­­

8. Investiga el contexto. Conocer al autor (y a la era del autor) mejora la comprensión de la obra. No leas otras críticas hasta después de haber concluido la tuya.­­

9. Da razones. Aplica algún parámetro objetivo. Harold Bloom postula que la fuerza estética es la combinación de cinco valores: originalidad, poder congnitivo, sabiduría, exuberancia en la dicción, manejo de la metáfora.­­

10. No te dejes intimidar. Hasta los más grandes tienen sus días malos.­

Comentarios

  1. El asunto de los decálogos está muy bien.Lo diga quien lo haya dicho.Pero yo creo que el sentido común hay que usarlo siempre...y siempre dejar bien claro que es lo que opina una persona sobre cualquier escrito, sea crítico o no.

    No sé si he hecho bien dejando este comentario aquí, pero tenía que decirlo...

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante, Marta, y muy difícil la labor del crítico. El punto 1 es digno de resaltar, y el 8 resulta bastante acertado. En general todo el decálogo está muy bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. cosa jodida la critica... la mayoria de los que se creen críticos sólo valen para hacer daño. Las mejores críticas vienen desde la sinceridad desnuda, con conocimiento de causa o cargadas de teoría de la literatura.
    Un buen apunte.

    ResponderEliminar
  4. No lo olvides:

    "Cultivarás tu propio jardín. El estilo propio (no el de los demás) es la única herramienta de que dispone el crítico para persuadir. Si resulta mediocre o incompetente en este aspecto, su eficacia será nula".

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus