Carta a un joven que quiere ser escritor maldito




Sácate de la cabeza eso de ser un escritor maldito. Olvídate de la vida de Hemingway, arranca ese póster que tienes pegado en tu pieza y sólo lee sus libros. Te recomiendo los cuentos de Nick Adams. Descansa del invento de Bukowski. Alguien lo elevó a la categoría de maestro sólo para justificar su vida llena de excesos. Nadie puede tener tanto sexo pasando todo el tiempo borracho. No creas que siendo maldito vas a escribir mejor.

No creas que te llegará la fama haciéndote el malo. Harás el ridículo por montones (en realidad, seguirás haciéndolo) y perderás a los pocos amigos que aún tienes. Bota todas tus botellas de alcohol que guardas en la despensa. También las drogas. Y deja de andar haciéndote el ebrio. Ya nadie te cree. Duerme harto, come bien, da largas caminatas. Aprovecha la oportunidad de ser una de las pocas personas en el mundo que no tiene que trabajar para vivir. Toma el sol, patea una pelota, respira profundo. Y luego de que te sientas bien y hayas recuperado la decena de kilos que has perdido, piensa algo en que escribir. Y si escribes, hazlo en pleno estado de lucidez. Tu libros anteriores son buenos, pero puedes hacer uno mucho mejor.

¿Quieres el reconocimiento de tus pares? Trabaja en tus textos. La escritura automática no existe. La inspiración tampoco. Si quieres puedes seguir escribiendo sobre zombis, psicópatas y drogadictos, pero hazlo con pasión. Que los personajes den sombra, como dice Vargas Llosa, aunque sean muertos vivientes. Y por sobre todo, manda al diablo a esos viejos poetas amigos tuyos. Ellos están perdidos. Ni siquiera están escribiendo. Deja de alimentarles el ego. La esquizofrenia de ellos no tiene por qué ser la tuya. Tú eres joven. Estás a tiempo. Hazle caso a tu psiquiatra, a tu familia, a tus amigos.

¿Odias que te llamen loco? Entonces no te comportes como tal. Deja de pelearte con todo el mundo. Destruir librerías no es un acto poético. Muchos te han metido ideas equivocadas en la cabeza. Te repito, no empuñes más tus manos. Te he visto la cara hinchada demasiadas veces. Lávate el pelo, cámbiate ropa y sale a dar una vuelta a algún parque. Tiempo tienes de sobra. Observa a la gente. Deja la literatura de lado por un momento. No vayas a cafés a encontrarte con cualquiera que se crea poeta. Descansa de ir a lanzamientos de libros de autores que ni siquiera has leído. No busques que la gente sólo hable maravillas sobre tus textos. Acepta las críticas negativas. A veces esas críticas son acertadas y ayudan a mejorar tu trabajo. Conversa de otros temas que sean de ti mismo. Insisto, observa a la gente. A las parejas, a los ancianos, a los niños. Hazte amigo de un perro callejero y cuéntale tus planes. Dile que quieres ser un gran escritor, un escritor de fuste. Cuéntale que tienes un talento enorme, pero que ese talento no sirve de nada si un día amaneces acuchillado en un callejón. El perro te entenderá. Él sabe mejor que tú lo que es la vida. Discúlpate con todas las personas a las que has dañado. Tu vida ha sido dura, lo sé. La muerte ha merodeado exageradamente en tu familia. La pena es grande. Bueno, y la pena provoca angustia y la vida se vuelve una locura. Debes huir del hoyo y reconstruirte. No conozco a nadie que haya tenido tantas oportunidades como para enderezar el rumbo como tú.

Búscate una pega. El exceso de ocio es tu peor aliado. ¿Sabías que Bolaño, uno de tus escritores favoritos, trabajó en innumerables oficios antes de poder vivir de la literatura? Conserje y guardia nocturno, por ejemplo. Hemingway fue corresponsal de guerra. Bukowski cartero. Estudia inglés. Entra a un taller de bonsái. Teje a crochet. Pero haz algo.

La literatura es todo, gritas a los cuatro vientos. Ok. Como tú digas. Pero ojo, la literatura salva, no condena. La literatura es un salvavidas, no es un ancla que te lleva hacia el fondo. Por un momento visualiza que, a lo mejor, quién sabe, en una de ésas, la literatura no es todo. De repente es bueno sacar la cabeza por la ventana, ver una mala película, vibrar con un partido de fútbol, enamorar sutilmente a una linda chica. Luego puedes, si quieres, escribir algo sobre eso.


Fuente: Página en blanco

Comentarios

  1. Me gustó mucho y coincido en el 90% de las cosas. Soy escritor de documentales de tevé y suelo a veces escribir mientras lavo la ropa o le hago la comida a mi hija antes de que se vaya al colegio. Lo que noentendí bien es esta frase: "Aprovecha la oportunidad de ser una de las pocas personas en el mundo que no tiene que trabajar para vivir." Los escritores trabajamos y como!!! Lo que si no tenemos que estar en el metro a las 8 de la mañana apiñados con la muchedumbre que debe entrar a las 9 a un trabajo. Pero a las 3 de la mañana cuando ellos descansan, nosotros estamos dándole duro al teclado. Y si no terminas, no hay paga... Me gusto esta entrada colega. Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Los escritores , aparte de escribir, tambien teneis una vida privada y social. Cada uno tiene su personalidad y sus normas, algunos obran mejor que otros, pero el echo de una vida desordenada, no quita que sean buenos a la hora de escribir, al contrario, much@s , en horas bajas han tenido la insipración, aunque han vivido atormentados, de ahí su fama, no creo que se tengan que imponer normas a nadie, cada uno es libre de obrar a su manera, aunque se equivoque.

    ResponderEliminar
  3. Pablo, encantada de verte por aquí de nuevo. Coincido en lo del trabajo de los escritores...¡Naturalmente que trabajamos! Pero creo que se refiere al "otro" trabajo mundano, que a menudo, también se tiene. La escritura a menudo da para desayunar, pero tenemos la manía de comer y cenar ¿no?

    "La escritura automática no existe. La inspiración tampoco."
    Como decía Picasso, tiene que encontrarte trabajando.


    Amoruccio, espero que te hayan inspirado.


    Montse, creo que la mayoría de los escritores no se dedican (nos dedicamos) a beber como cosacos entre otras cosas porque la escritura pos sí sola ya puede salvar de demonios varios. Es terapia y es creación, y mucho mejor que un trago. Probablemente los malditos hubieran bebido o se hubieran dado al opio fuera cual fuera su afición o profesión.
    Eso sí, a menudo la alegría no da buenas páginas. La tristeza o la melancolía te arranca palabras que o escenas que nunca hubieras imaginado que pudieras escribir.
    Saludos, guapa.

    ResponderEliminar
  4. Estoy de acuerdo con Picasso.
    Cuando llegue la inspiración que te encuentre trabajando".
    También estoy de acuerdo con que para escribir buenos textos es necesario estar en plenas facultades mentales.
    Sin embargo, no desestimo tampoco el uso de la escritura automática como herramienta de creatividad. Cuando estamos bloqueados ayuda. Elimina el horror a la página en blanco.
    Yo no sé que ve la gente a Bukowski. A mí personalmente no me gusta nada.
    Me parece un escritor pésimo, un nefasto imitador de Henry Miller, que, por lo menos, parecía tener un trasfondo filosófico.

    ResponderEliminar
  5. Xuan, gracias por tu aportación.
    Lo cierto es que Bukowski le da un aire a Miller, pero está en otro ámbito, mucho más descarnado. Miller me fascinó y lo leí con 13 años (no sé si era una buena lectura para una niña, pero yo leía lo que tenía a mano). Pero Bukowski tiene su punto.

    ResponderEliminar
  6. Muy buenas recomendaciones, comparto casi todas. Un saludo, te sigo desde ahora :)

    ResponderEliminar
  7. Buen texto, Martikka. Gracias por compartirlo!

    Saludos,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  8. Me gustó que la litratura no lo es todo, y que tengamos que dejarla a un lado de vez en cuando. Creo que precisamente eso es lo que nos ayuda a que no la odiemos, y que siempre sea nuestra salvación.

    ResponderEliminar
  9. Marla Dice:

    Enhorabuena Martikka por tu blog. Andaba buscando otra cosa y me tope con el por casualidad, y llevo ya un rato leyendo tu entradas. Gracias por todos los consejos.

    Me gustaria preguntar, a ti o a quien quiera responderme, sobre revistas de terror/gore donde pueda enviar mis relatos.

    Escribo relatos cortos de pocas paginas, normalmente sobre psicopatas. Ando buscando ya un tiempo editoriales en espanol, pero no encuentro ni conozco ninguna. Aunque si, supongo que deberia pasarme por la biblioteca y tomar apuntes.

    En fin, si alguien me pudiera recomendar alguna, os lo agradeceria muchisimo. Sino, pues gracias por leer este comentario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Marla, busca Horror Hispano en la web. Aceptan textos.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias.

    Marla.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares