Consejo amistoso a un montón de jóvenes, por Charles Bukowsi


Id al Tibet.

Montad en camello.

Leed la Biblia.

Teñid vuestros zapatos de azul.

Dejaos la barba.

Dad la vuelta al mundo en una canoa de papel.

Suscribíos al Saturday Evening Post.

Masticad sólo por el lado izquierdo de la boca.

Casaos con una mujer que tenga una sola pierna y afeitaos con navaja.

Y grabad vuestro nombre en el brazo de ella.

Lavaos los dientes con gasolina.

Dormid todo el día y trepad a los árboles por la noche.

Sed monjes y bebed perdigones y cerveza.

Mantened la cabeza bajo el agua y tocad el violín.

Bailad la danza del vientre delante de velas rosas.

Matad a vuestro perro.

Presentaos al Alcalde.

Vivid en un barril.

Partíos la cabeza con un hacha.

Plantad tulipanes bajo la lluvia.


Pero no escribáis poesía.


De Peleando a la contra (7a. edición). Anagrama.

Comentarios

  1. Muy bueno! Aún tengo pendiente leer algún libro suyo. Se me hace que cuando empiece no podré parar...

    Un abrazo,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  2. Hola Marta: tiene versos un poco atroces.
    Me gustaba más "Así que quieres ser escritor, ¿eh?"
    Un abrazo:
    Quimey.

    ResponderEliminar
  3. Ale, Bukowsky es excesivo como el sólo, y engancha (en cierto modo me recuerda a Henry Miller).
    Abrazos.

    Quimey, este poema tiene otro estilo. A mi también me gusta más Asi que quieres ser escritor, pero este también va en la línea de alejar-acercar a los jóvenes a la poesía. Si se les prohibe, si se les desalienta, quizás se animen con más ahinco, ¿no?
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Amo a Hank Chinaski, me ha acompañado en los peores momentos y en los mejores. Es tan simple directo y visceral que cuando te hace reir te reis de adentro y cuando te pega abajo te dobla y te deja en el piso. Repito amo a Hank Chinaski o a Charles Bukowsky, como quieras chico. A quien no lo leyó, le digo que se anime que se compre 10 litros de nafta, una caja de fósforos y que vaya a leerlo a la orilla del río que tenga más cerca. Gracias por compartir este texto

    ResponderEliminar
  5. Me encanta, Marta, que siempre nos animes con todos tus escritos y artículos a todos los que tengamos aspiraciones a seguir escribiendo sin rendición dando oportunidades y pistas. Gracias de verdad.
    Tienes un gran corazón.
    Lo hablaba ayer con la persona que más quiero.

    ResponderEliminar
  6. Pablo, yo adoro la poesía descarnada y Bukowski, como dices, pega fuerte.
    Gracias por pasar y comentar.


    Quimey, eres un encanto, de verdad. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Es lo que busca el arte romper con la estructura y además quitarnos los condicionamientos que nos encarcelan de encima.
    No lo conocía, no se si un joven de hoy lo puede interpretar, hay que hacer el intento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus