Sobre los audiolibros o de cómo leer más sin despeinarse

Pues sí. He descubierto los audiolibros.
Los conocía de oídas, y en especial las referencias de títo King (King, Stephen) acerca de conducir escuchando alguno de sus autores favoritos.
Así que navegando por la red me topé con una página de audiolibros y precisamente me llevó a la saga escrita por V.C.Andrews cuyo título principal es Flores en el Ático (novela que a toda mujer a quien le pregunto, ha leído. ¡Que levante la mano quien no!). Pues bien, para comenzar con los audiolibros elegí el último libro de la saga, Jardín Sombrío, porque es una precuela de Flores... donde se revela el porqué de la maldad de la abuela, convertida aquí en una señorita que después de casarse con Malcolm Foxworth descubre donde nacen el odio y la maldad. Si, ya sé, no es Crimen y Castigo, pero no sólo de grandes novelas vive el hombre...Por cierto, el siguiente en "oír" será Guerra y Paz, pues lo dejé a medias hace unos meses y ahora es mi oportunidad.

El audiolibro con el que he comenzado esta nueva afición está leído por un programa especial (Text Aloud), pero respeta muy bien el tono y las pausas, y en seguida te acostumbras a esa voz femenina y no humana que te va relatando una historia en tu mp3, aunque también pueden encontrarse audiolibros leídos por sus autores o por actores.
Normalmente, "leo-escucho" en la cama, antes de ir a dormir (los archivos están divididos en secciones de 10 minutos), pero también lo hago en el coche de camino al trabajo.
Es fabuloso poder mantener mi ritmo de lectura aún cuando éste método sea algo diferente, pero muy útil (en especial debe serlo para invidentes, pero también para hacer las tareas del hogar, en la cola del pan, en una parada de Bus...).

Según la Wikipedia, J. K. Rowling, Dan Brown, Stieg Larsson, Noah Gordon, Edgar Allan Poe, Stephen King, Ken Follett, Julio Verne e Isaac Asimov son los autores no hispanohablantes con mayor número de descargas.

En IVOOX podéis descargar clásicos de la literatura leídos con voz humana.
La falta de tiempo para leer, ¡ya no es excusa!


Comentarios

  1. Buen aporte. Un buen método para quien vive demasiado deprisa para sacar un tiempo muerto al que dedicar a la lectura como es mi caso.

    ResponderEliminar
  2. Cuando era chico tenía un cassette (sí, un cassette de cinta magnénita) con varios cuentos infantiles, que solíamos escuchar hasta el cansancio con mi hermano. ¿Habrá sido una de las causas de mi posterior gusto por la lectura?

    Un abrazo,
    Alejandro.

    ResponderEliminar
  3. Soy un poco reticente al uso del audilibro, quizás por el tradicionalismo, quizás por que no he degustado ningún audilibro. No sé...
    Hace unos meses intenté llevar adelante un proyecto de audilibros para ciegos y la verdad que quedé sorprendido de la complejidad que conlleva elaborar uno.
    Como os podeis imaginar la edición en sí, sale carísima puesto que necesitas de tantos narradores como personajes, un estudio de grabación con técnicos profesionales y como no, a alguien que quiera pagar eso.
    Sinceramente me decepcionó el poco interés que demostro la ONCE. Les pareció muy altruista, pero pretendías esperar de brazos cruzados a que alguien les hiciera todo el trabajo.
    El tiempo nos dirá, pero poco interés existe por la lectura como para que ésta, la podamos consumir en formato mp3.
    Como siempre, temas interesantes.
    Un beso Marta

    ResponderEliminar
  4. Que cuirioso Marta, la verdad que yo también había oído hablar de ellos y tal, pero nunca me ha dado por escuchar un libro, aunque en la radio a veces leer relatos y cosas así. A mi me gusta más leer libros, porque leo un poco despacio y así me entero de todo :) y sobre todo, si me gusta alguna frase, puedo escribirla.

    Besos!!

    PD: Qué tal las vacaciones??

    ResponderEliminar
  5. ¡Ah, Marta!, ¡también yo lo había leído en Mientras escribo, del tito King y me llamó mucho la atención! Gracias por ese enlace,amiga. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. estupendo blog el tuyo, me gusta y muy elaborado. Desde mi tierna infancia en que oía cuentos por la radio no he vuelto a ponerme con el tema, creo que es para ciertas situaciones de la vida, ahor amismo prefiero leer porque así aprendo más.
    saludos

    ResponderEliminar
  7. David, a mí en ocasiones también me falta tiempo, por eso estoy contenta con este descubrimiento, aunque siempre intento algunos minutos de lectura "tradicional", por supuesto.

    Alejandro, qué recuerdos...Yo también escuchaba cuentos en cassette e incluso en vinilos de lo pequeños. Recuerdo Caperucita y las 7 cabritillas y el lobo, qué miedo me daba...!
    Seguro que eso nos aficionó a la lectura, claro que sí.

    Josep, qué buen aporte. Qué raro que a la ONCE no les interese, puesto que son los principales clientes...pero supongo que les saldrá más barato editar con los programas que hay (de voces no humanas, pero que simulan muy bien).

    Elena, yo los conocía y tampoco nunca me había interesado. Hasta que al probar, ¡me ha encantado!

    Sergio, es que nuestro tito King, es mucho tiiito...je,je. Y sus consejos y observaciones valen su peso en oro! Y si él escucha audiolibros, ¡pues yo también! (a ver si se me pega algo...):)

    Beatriz, yo creo que es compaginable, y que es para ciertos momentos. La lectura "normal" no debe abandonarse por el audiolibro, claro que no, pero éste te permite aumentar la cantidad de "lecturas". Gracias por tu aporte.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares