Indignaos (II)

En el libro Indignaos, del que ya hablé en un post anterior, Hessel habla a los jóvenes españoles (y no tan jóvenes) que ahora, por fin, se rebelan en las plazas. Un héroe de la resistencia ha servido para sublevar las conciencias dormidas:

Considero de especial relevancia que mi llamamiento a comprometerse, indignarse, resistir a aquello inaceptable, alcance a la joven generación de esa España que ha tenido tanto que afrontar y que es rica, hoy en día, en su diversidad cultural y lingüística. Le estoy muy agradecido al apoyo que ha dado a la causa palestina, que se muestra cada vez más partidaria de una resistencia no violenta. La inercia cómplice de una Unión Europea pusilánime va contra nuestros intereses a largo plazo y contra la paz a medio plazo. La España rebelde y valiente de siempre puede favorecer este impulso hacia una Europa cultural, fraternal, y no una Europa al servicio de una financiarización del mundo.



Para saber más acerca de este movimiento, leed los posts de Armando Rodera y Guillem López

Lo próximo: ¿Una sociedad de librepensadores? A la casta política les sale urticaria cuando las ovejas piensan por sí mismas...


Agradecimientos a: http://anaan.wordpress.com/2011/03/12/%C2%A1-indignaos/

Comentarios

  1. El dinero lo mueve todo, pero no los valores de una sociedad, si esta se rebela puede ser mortal de necesidad.
    Me gusta el artículo de hoy.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Y esperamos que así sea, y que nuestro ejemplo arrastre al resto de los países europeos para derrocar la tiranía del mercado y volver de nuevo al camino de la democracia.

    ResponderEliminar
  3. Siempre hay en el ser humano esperanza y Stéphane Hessel es un ejemplo.
    ¿Será que son los nuevos tiempos?
    Manel

    ResponderEliminar
  4. Estamos ante un hecho histórico, Marta, y todos somos testigos de un Mayo del 2011 que con suerte cambiará el mundo.

    Lo de anoche en la Puerta del sol fue algo inenarrable. Un ambiente genial, con cientos de miles de personas reivindicando lo que teníamos que haber pedido mucho antes.

    Es el principio de una nueva era, una revolución 2.0 en toda regla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus