Ser gobernado es...

… ser observado, inspeccionado, espiado, dirigido, sometido a la ley, regulado, escriturado, adoctrinado, sermoneado, verificado, estimado, clasificado según tamaño, censurado y ordenado por seres que no poseen los títulos, el conocimiento ni las virtudes apropiadas para ello.

Ser gobernado significa, con motivo de cada operación, transacción o movimiento, ser anotado, registrado, contado, tasado, estampillado, medido, numerado, evaluado, autorizado, negado, endosado, amonestado, prevenido, reformado, reajustado y corregido.

Es, bajo el pretexto de la utilidad pública y en el nombre del interés general, ser puesto bajo contribución, engrillado, esquilado, estafado, monopolizado, desarraigado, agotado, embromado y robado para, a la más ligera resistencia, a la primera palabra de queja, ser reprimido, multado, difamado, fastidiado, puesto bajo precio, abatido, vencido, desarmado, restringido, encarcelado, tiroteado, maltratado, juzgado, condenado, desterrado, sacrificado, vendido, traicionado, y, para colmo de males, ridiculizado, burlado, ultrajado y deshonrado.

P.J. Proudhon, calificado por Trotsky como el Robinson del socialismo.

Comentarios

  1. Este texto es una bomba de relojería, y la cantidad de cosas que dice, a mi me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Lo he encontrado buceando en la red y no he podido menos que reproducirlo aquí. Viene de perlas para los momentos que vivimos... ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Ser gobernado es perder el gobierno de sí mismo, y eso es lo terriblemente peligroso. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  4. Molt bon text.
    Salut i victoria!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares