Entradas

Mostrando entradas de abril, 2012

El sector editorial en España es corrupto

Imagen
Hoy quería recuperar para vosotros esta entrevista de 2008 al más poderoso de los Agentes Literarios del mundo, Andrew Wylie, alias "el Chacal". No tiene desperdicio y es para reflexionar durante todo el fin de semana.


Andrew Wylie "El sector editorial en España es bastante corrupto"



"El Chacal" llega a España. Es el agente literario más odiado del mundo y, quizás, el más poderoso. Los editores temen las cantidades que reclama por publicar a los 680 autores a quienes representa: Jorge L. Borges, Italo Calvino, Bill Gates, Al Gore, Claudio Magris, Orhan Pamuk, Philip Roth, Salman Rushdie, Nicolas Sarkozy, Antonio Tabucchi, Andy Warhol, Evelyn Waugh... Se ha hecho con los derechos de Cabrera Infante y Roberto Bolaño. Y espera que más autores en español le sigan llamando.


--¿Cuáles son sus próximos planes en España? ¿Abrir una sede de su propia agencia, comprar una agencia literaria española, llegar a un acuerdo con una de ellas?

--No abriré mi propia agenci…

James Cañón: "Escribir es la única forma de libertad que le queda a un recluso"

James Cañón: "Escribir es la única forma de libertad que le queda a un recluso" El escritor colombiano James Cañón, autor de La aldea de las viudas (La Otra orilla, 2009) - la novela llevada al cine en Estados Unidos bajo el nombre Without Men -, nos atiende desde Nueva York para hablarnos de su trabajo en un programa del Pen American Center con el que ayudan a los presos a expresar sus sentimientos a través de la literatura. Aprovechamos que cumple diez años como voluntario para comprobar cómo la escritura y la terapia viajan, muchas veces, de la mano.

Por qué escribo, por George Orwell

Imagen
Desde muy corta edad, quizá desde los cinco o seis años, supe que cuando fuese mayor sería escritor. Entre los diecisiete a los veinticuatro años traté de abandonar ese propósito, pero lo hacía dándome cuenta de que con ello traicionaba mi verdadera naturaleza y que tarde o temprano habría de ponerme a escribir libros.
Era yo el segundo de tres hermanos, pero me separaban de cada uno de los dos cinco años, y apenas vi a mi padre hasta que tuve ocho. Por ésta y otras razones me hallaba solitario, y pronto fui adquiriendo desagradables hábitos que me hicieron impopular en mis años escolares. Tenía la costumbre de chiquillo solitario de inventar historias y sostener conversaciones con personas imaginarias, y creo que desde el principio se mezclaron mis ambiciones literarias con la sensación de estar aislado y de ser menospreciado. Sabía que las palabras se me daban bien, así como que podía enfrentarme con hechos desagradables creándome una especie de mundo privado en el que podía obt…

Imaginantes "Encuentro con el azar" Julio Cortazar