Hay algo mal en mí

nubes de tormenta



Hay algo mal en mí
pero no voy a tratar de curarlo...

Charles Bukowski





Las entrevistas a Bukowski siempre están llenas de humo y alcohol, y su alma atormentada salpica la cámara de su verbo fácil, irreverente, grosero.

Aún así, bajo ese manto que apesta a Bourbon, Bukowski nos ha dejado sus maravillosas poesías, de lenguaje simple pero lúcido y de gran profundidad.

Admiro ese lenguaje descarnado que utiliza y admiro la capa de sensibilidad que siempre rezuma. Bukowski escribía para sí mismo, para salvarse, pero también escribía para ti, para salvarte a ti.


ARTE

Cuando el
Espíritu
Se desvanece
Aparece
La
Forma.

Charles Bukowski

Comentarios

  1. Cuando empecé a leer Bukowski pensé "qué bueno es pero que guarro". Luego me fue cambiando la opinión.
    Sus poemas me sorprendieron muchísimo. Era como descubrir a otro dentro de Bukowski. Y me parece que sí, que ahora tengo una opinión como la tuya. Nos salvaba, se salvaba y había en él una rara profundidad.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Bukowski me recuerda mucho a Henry Miller, que si bien es mucho más "literario" y de prosa más perfecta, también se hunde en los bajos fondos. Los dos revuelven entre la porquería y nos regalan páginas asombrosamente bellas.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco