El despertar

Alejandra Pizarnik
Alejandra Pizarnik

El 25 de septiembre de 1972 la poetisa Alejandra Pizarnik  se suicidaba a la edad de 36 años. Después de salir de permiso del psiquiátrico donde se encontraba ingresada por depresión, se tomó 50 pastillas de Seconal. Cuando encontraron su cuerpo, vieron que había preparado la escena de su muerte, ya que las muñecas de su departamento estaban maquilladas y en la pizarra había dejado escrita la siguiente frase: 
No quiero ir más que hasta el fondo.
Una muerte temprana. Una mente en el abismo.
A 43 años de su muerte hoy recordamos a Alejandra con su poema El despertar, como si la poetisa regresara por unos momentos de la muerte. Como si volviera de ese fondo a donde fue.

EL DESPERTAR
por Alejandra Pizarnik



a León Ostrov


Señor

La jaula se ha vuelto pájaro
y se ha volado
y mi corazón está loco
porque aúlla a la muerte
y sonríe detrás del viento
a mis delirios


Qué haré con el miedo

Qué haré con el miedo


Ya no baila la luz en mi sonrisa

ni las estaciones queman palomas en mis ideas
Mis manos se han desnudado
y se han ido donde la muerte
enseña a vivir a los muertos


Señor

El aire me castiga el ser
Detrás del aire hay monstruos
que beben de mi sangre


Es el desastre

Es la hora del vacío no vacío
Es el instante de poner cerrojo a los labios
oír a los condenados gritar
contemplar a cada uno de mis nombres
ahorcados en la nada.


Señor

Tengo veinte años
También mis ojos tienen veinte años
y sin embargo no dicen nada


Señor

He consumado mi vida en un instante
La última inocencia estalló
Ahora es nunca o jamás
o simplemente fue


¿Cómo no me suicido frente a un espejo

y desaparezco para reaparecer en el mar
donde un gran barco me esperaría
con las luces encendidas?


¿Cómo no me extraigo las venas

y hago con ellas una escala
para huir al otro lado de la noche?


El principio ha dado a luz el final

Todo continuará igual
Las sonrisas gastadas
El interés interesado


las gesticulaciones que remedan amor

Todo continuará igual
Pero mis brazos insisten en abrazar al mundo
porque aún no les enseñaron
que ya es demasiado tarde


Señor

Arroja los féretros de mi sangre

Recuerdo mi niñez
cuando yo era una anciana
Las flores morían en mis manos
porque la danza salvaje de la alegría
les destruía el corazón


Recuerdo las negras mañanas del sol

cuando era niña
es decir ayer
es decir hace siglos


Señor

La jaula se ha vuelto pájaro
y ha devorado mis esperanzas


Señor

La jaula se ha vuelto pájaro
Qué haré con el miedo.


Frase de Alejandra Pizarnik acerca de los poetas





Comentarios

  1. Una grande, por los poemas y por esas narraciones cortas que eran como abrir, sin previo aviso, la tapa de los sesos. Cómo me gusta esta escritora.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Lo cierto es que sus poemas despiertan y asombran.
    Saludor Igor, gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco