Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

Aldous Huxley, el escritor visionario

Imagen
Aldous Huxley fue un escritor visionario que plasmó acontecimientos del futuro que se están cumpliendo uno a uno.

Veamos Un mundo Feliz, que el autor publicó en plena depresión económica (1931) y en un mundo convulso lleno de incertidumbre.

En esta obra, en el lugar llamado Utopía:

 se lava el cerebro a las personas para que cada uno acepte su lugar en la sociedad (es evidente la manipulación de los mass-media en nuestra época par adormecer conciencias)
el nacimiento es un proceso científico y se elimina el concepto de familia  (actualmente hay un auge de nacimientos "in vitro" e inseminaciones artificiales y el concepto de familia se diluye)
están prohibidos el arte y la religión y no se enseña historia para que el pasado no influencie a la gente a la hora de cambiar el futuro (el pasado es fuente de infelicidad) (estamos viendo la progresiva retirada de las aulas de la filosofía y la religión: se desprecian las carreras de Humanidades porque aportan poco "valor"; se obv…

La Biblia maldita

Imagen
Cometerás actos impuros. (Thou shalt commit adultery)
Por un error tipográfico, el sexto mandamiento apareció sin el "No" (No cometerás actos impuros) en una Biblia del siglo XVII (1631) que acto seguido fue calificada de maldita y blasfema.

Fue una edición de Robert Baker y Martin Lucas que causó un gran revuelo en la época y la condena posterior de las 1000 Biblias afectadas a la hoguera. Carlos I decidió multar a los editores (que culpaban a los impresores) con 300 libras que equivaldrían a 54000 euros de la época, con lo cual quedaron arruinados.

Robert Baker no pudo hacer frente a su deuda y pasó el resto de su vida entrando y saliendo de prisión hasta su muerte: condenado por una Biblia maldita; condenado por un error tipográfico.

Pero no todas las Biblias fueron destruidas, pues acaba de salir a subasta por 15.000 libras uno de aquellos ejemplares "malditos". Se cree que existen unos 9 ejemplares en todo el mundo: una de las copias está en la Biblioteca públ…

The Martian

Imagen
Andy Weir es el autor de la novela "The Martian", de actualidad debido a su reciente estreno en las carteleras con el título "The Martian y protagonizada por Matt Damon.

La historia de Weir es la de un ingeniero que escribió una novela, la auto publicó en 2012 y arrasó en Amazon para después formar parte de la lista de los más vendidos según el New York Times y ser ganadora del 2014 Goodread Choice Awards. El Wall Stree Journal la calificó como la mejor novela de ciencia ficción en años. La idea de un astronauta cual náufrago a lo Robinson Crusoe espacial, ha cautivado porque la ciencia ficción está más viva que nunca. 

Esta novela narra las aventuras/desventuras de Mark Watney, un astronauta que queda abandonado en Marte. A causa de una tormenta, el resto de la tripulación se marcha del planeta tras darlo por muerto. Pero nuestro protagonista está vivo, sólo cuenta con suministros y comida para 50 días y no puede contactar con la Tierra. Sus conocimientos de ciencia y d…

Manual para mujeres de la limpieza, Lucia Berlin

Imagen
Lucia Berlin, la última escritora maldita norteamericana fallecida en 2004, está arrasando y convirtiéndose en un auténtico best-seller en USA. Con su recién publicado libro de relatos "Manual para mujeres de la limpieza" (A Manual for Cleaning Women: Selected Stories) ha hecho que los lectores descubran una escritora que explora las vidas de la gente común y las transforma en buenas historias.

Comenzó publicando cuentos en la revista The Atlantic Monthly con los que recibió buenas críticas, pero su vida fue complicándose con tres matrimonios, con empleos varios (telefonista, recepcionista, mujer de la limpieza...) y sus problemas con el alcohol, común a tantos otros escritores malditos.

Aún habiendo sido premiada, su azarosa vida dejó en segundo plano su escritura, que ahora es comparada con Raymond Carver, Bukowski, Chejov...
De estilo directo y realista, escribió sobre la vida, sobre su vida, sobre aquello que veía y transformaba en ficción, pero sin mentiras.

Como tanto…

La voz y la palabra, José Agustín Goytisolo

Imagen
José Agustín Goytisolo dando en el blanco como siempre. Sus palabras son dardos que han de clavarse en nuestras conciencias dormidas. Es un poeta de palabras sencillas, pero inspiradas, certeras. 

Este es un poema publicado tras su muerte y con el que abría muchos de sus recitales "La voz y la palabra" con Paco Ibáñez. Goytisolo era consciente de su papel como escritor, de su "deber": 

 “En las actuales circunstancias del mundo y de la sociedad en que vivo, no considero honesta una postura de evasión ante la realidad. Creo que mi deber como escritor es, además de procurar escribir lo mejor posible, dar testimonio de lo que sucede, de lo que veo y pienso, de lo que ven y piensan hombres como yo, de lo que desean y por lo que luchan y mueren muchos hombres. Yo quisiera que la poesía sirviese de aliento y fuera sentida por la mayoría de la sociedad.” (1)

En tiempos de ignominia como ahora
(extracto del poema completo)
por José Agustín Goytisolo

En tiempos de ignominia com…

Svetlana Alexievich, la voz de los sin voz

Imagen
La escritora bielorrusa Svetlana Alexievich ha obtenido el Nobel de Literatura 2015 (estaba planchando cuando recibió la llamada). Escritora y periodista, su única obra traducida al español nos hace sumergirnos en la tragedia y en el sufrimiento de la catástrofe nuclear con su obra Voces de Chernobyl. No es un libro sobre el desastre, sino sobre las consecuencias del desastre por los que lo vivieron.


"Cierra las ventanillas y acuéstate. Hay un incendio en la central. Vendré pronto".

Así comienza esta historia. Pero el bombero no regresó, como tantos otros, como tantos 
"liquidadores" que dieron sus vidas por detener el infierno desatado y construir un sarcófago que enterrara la radioactividad.

Así trabajaron los "liquidadores":

Escribe Svetlana Alexievich (fragmento del primer capítulo):

A nuestro alrededor todos decían: vamos a morir...Para el año dos mil los bielorrusos desaparecerán. Mi hija tenía seis años. La acostaba a dormir y ella que me susurraba al o…