La Biblia maldita

La Biblia maldita (s.XVII)


Cometerás actos impuros. (Thou shalt commit adultery)

Por un error tipográfico, el sexto mandamiento apareció sin el "No" (No cometerás actos impuros) en una Biblia del siglo XVII (1631) que acto seguido fue calificada de maldita y blasfema.

Fue una edición de Robert Baker y Martin Lucas que causó un gran revuelo en la época y la condena posterior de las 1000 Biblias afectadas a la hoguera. Carlos I decidió multar a los editores (que culpaban a los impresores) con 300 libras que equivaldrían a 54000 euros de la época, con lo cual quedaron arruinados.

Robert Baker no pudo hacer frente a su deuda y pasó el resto de su vida entrando y saliendo de prisión hasta su muerte: condenado por una Biblia maldita; condenado por un error tipográfico.

Pero no todas las Biblias fueron destruidas, pues acaba de salir a subasta por 15.000 libras uno de aquellos ejemplares "malditos". Se cree que existen unos 9 ejemplares en todo el mundo: una de las copias está en la Biblioteca pública de Nueva York pero apenas accesible al público y otra en el Dunham Bible Museum de Houston, Texas.

Quien la adquiera en subasta tendrá en sus manos una Biblia maldita que costó la vida y el honor a su editor. Además, podrá justificar sus "pecados" con su Biblia. Si alguien le recrimina, podrá mostrar su ejemplar: ¿Ves? Aquí pone "Cometerás actos impuros". Me limito a seguir los mandamientos...


Fuentes: abc Cultura, El Universal






Comentarios

  1. Pero, pero, pero, ¿no sería justo que las ganancias fueran a parar a los herederos de tan infortunado erratista y editor?
    En fin, lo veo difícil, eso sí. Y me temo que esta Biblia, viendo la tele, por ejemplo, tuvo más difusión de la que hoy se acepta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Igor. Bueno, en realidad, la gente suele hacer lo contrario. Te dicen que no: tu que si. Así que seguramente no cometerían actos impuros y harían el mal con todo lo demás. Quién sabe...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.

Entradas populares de este blog

La habitación del candado, Juan de Haro

La viajera del tiempo, Lorena Franco

Invictus